A día de hoy, el interés de las grandes multinacionales cerveceras por monopolizar el mercado se puede apreciar tanto en su adquisición de acciones de pequeñas cerveceras como, en este caso, en la creación de patentes. El último movimiento viene de la mano de los grupos Heineken y Carlsberg, dueñas de cerveceras como Brooklyn, Sagres, Lagunitas, Grimbergen o, la nacional, Cruzcampo.

CONTINUAR LEYENDO