¿Quién no ha probado una American IPA a estas alturas? Las podemos ver ya en todas partes, calan fuertemente en la sociedad cervecera que las demanda debido a su “bebilidad” y su sabor completo (se aprecia la malta, el amargor del lúpulo unido a un buen cuerpo y aroma fresco) tan diferente a las “Lager Industriales” a la que estamos acostumbrados. No sabemos cuánto más durarán en la cresta de la ola o si han llegado para quedarse, pero está claro que la gente empieza a exigir más calidad y frescura.

CONTINUAR LEYENDO