4 consejos para elaborar Summer Ales en casa

4 consejos para elaborar Summer Ales en casa

El calor vuelve a inundar nuestras vidas…

Dentro de muy poco todos estaremos buscando la solución que esté en nuestras manos para huir del bochorno: terrazas en la sombra, bebidas refrescantes con más hielo que líquido, ventiladores, abanicos, aires acondicionados…

Y cerveza.

Pero no sirve una cerveza de cualquier estilo: hay cervezas artesanas que, por sus características, son ideales para tomar en verano.

Mientras que en invierno son habituales las cervezas especiadas y con un volumen alcohólico bastante elevado, en verano la principal característica de las cervezas es su sensación refrescante.

Pero… ¿Cómo conseguimos esa sensación? Acto seguido te detallamos cuatro truquillos que te permitirán conseguir cervezas realmente refrescantes. Luego solo te tocará compartirla con tus amigos y familiares y sorprenderlos con tu “Summer ale” ;)

 

1. Elabora cervezas de color dorado o anaranjado, nunca oscuras.

El factor psicológico en verano es muy importante, y más si se trata de cervezas. Los colores claros transmiten la sensación de frescor, de ligereza. Por lo tanto, evita usar maltas tostadas o torrefactas que oscurezcan tu lote.

 

2. Crea cervezas secas, con poco cuerpo

Las cervezas secas se consiguen con una densidad muy baja, con poca presencia de azúcares. Esto, a su vez, potencia la sensación refrescante de las cervezas.

Y ahora la pregunta es: ¿Cómo podemos lograr un mosto con una densidad baja? Vamos a ello: 

  • La elección de la levadura. Elige una cepa con una atenuación elevada. La atenuación es el nivel de consumo de azúcares durante la fermentación. 
  • La temperatura de la maceración. Elige unas temperaturas del macerado que favorezcan la creación de azúcares metabolizables por la levadura, es decir, que favorezcan la acción de la beta-amilasa

3. Selecciona los ingredientes más idóneos para potenciar la bebilidad de la cerveza

Este consejo es una consecuencia directa de los dos anteriores. Para lograr un color claro, debemos evitar el uso de maltas oscuras.

Asimismo, para conseguir una buena atenuación, debemos escoger con conocimiento la cepa de levadura.

Otro aspecto a tener en cuenta es la bebilidad de la cerveza, es decir, su potencial para invitarnos a dar otro trago y seguir bebiendo. Aunque no hay una norma general para incrementar la bebilidad, el exceso de lúpulos y de amargor podría sobrecargar la cerveza. Además, la complejidad de las cervezas también podría cansar en verano, por lo que una opción es apostar por sabores bien definidos y limpios.


4. Elige estilos de cerveza refrescantes por naturaleza

Hay estilos de cerveza que, por su naturaleza, son refrescantes y ligeros. Por lo tanto, ya puedes descartar algunos estilos como las Stouts y las Porters. 

 

¿Preparado para hacer tu cerveza de verano? ¿Conoces algunos truquillos más para conseguir que tu cerveza sea aún más refrescante?