Llega Arcadia, la nueva microcervecería de Extremadura

Arcadia

José Antonio Cuéllar, Isabel Guerrero, Pedro Vicente Sánchez y Manuel García son los cuatro socios de Arcadia, una nueva fábrica de cerveza artesana de Villafranca de los Barros (Badajoz, Extremadura) que ya está cosechando éxitos en su región. A los cuatro días de salir al mercado ya tenían sus tres lotes de cerveza prácticamente agotados, por lo que, de seguir así la demanda, ya se plantean duplicar la capacidad de fermentación.  De momento han lanzado dos cervezas artesanas, una Blond Ale y una IPA, aunque prevén tener un abanico de hasta cinco cervezas distintas. 

Cerveza Artesana: ¿Qué os llevó a idear el proyecto?

Arcadia: Como el de muchos otros microcerveceros, nuestros orígenes están en la elaboración casera de cerveza. Ésta se convirtió en la afición de un grupo de amigos amantes de la buena cerveza, a la que acabamos dedicando casi todo nuestro tiempo libre. Poco a poco fuimos adquiriendo ollas y fermentadores de más capacidad y llevando a cabo recetas que, en ocasiones, daban resultados dignos. Que nos llegásemos a plantear la posibilidad de dar a esta actividad un enfoque profesional, a la vez que una salida laboral, era cuestión de tiempo. Así fue como hace un año y medio nos encontrábamos husmeando en el mercado, estudiando equipos, haciendo planes de empresa y poniendo los cimientos de nuestra aventura empresarial.

Cerveza Artesana: ¿A pesar de vuestra experiencia elaborando cerveza casera, recibistéis formación? 

Arcadia: Buena parte de los conocimientos necesarios para iniciar nuestra andadura tenemos que agradecérselos a aquellos compañeros que nos abrieron las puertas de sus microcervecerías y nos han hecho partícipes de sus experiencias. Para nosotros tiene mucha importancia escuchar a quien sabe. Por otro lado, devorar toda la bibliografía existente al respecto supone un elemento de formación muy importante, sobre todo cuando cada día ésta es más abundante y más accesible. Por último y no menos importante, cursos de formación como los de Instituto Siebel en el Instituto de la Cerveza Artesana, creemos que son una herramienta de formación crucial, tanto para los microcerveceros con menos trayectoria, como nosotros, como para los que llevan más tiempo.

Cerveza Artesana: ¿Cuáles son vuestras previsiones de producción este año y el siguiente?

Arcadia: Actualmente contamos con la Slow Beer de 250 L. y dos fermentadores de 500L y poseemos una capacidad de producción de unos 24.000 litros de cerveza anuales. A corto o medio plazo nuestra intención es duplicar la capacidad de fermentación para hacer más continua la producción y optimizar nuestros equipos. Evidentemente todo ello está supeditado a la demanda de nuestras cervezas.

Cerveza Artesana: Acabáis de inaugurar vuestra fábrica. Sin embargo, ya llevabais unos días con vuestro producto en el mercado. ¿Cómo han sido las primeras reacciones?

Arcadia: Realmente estamos sorprendidos con la aceptación que ha tenido nuestra cerveza en el mercado, cubriendo y superando todas nuestras expectativas. A los cuatro días de dar el pistoletazo de salida al mercado, teníamos los tres lotes de cerveza con los que contábamos prácticamente agotados, algo que no nos esperábamos. Estamos muy satisfechos con la acogida de nuestras cervezas así como con las reacciones que han despertado. No obstante, es prematuro hacer balances y  creemos que, para ello, es necesario esperar a tener una mínima andadura que nos permita discernir cuanto de esta extraordinaria respuesta se debe a la curiosidad ante una novedad en el mercado y cuanto a la elección de un consumidor al que realmente gusta nuestro producto.

Cerveza Artesana: De momento tenemos la Arcadia Blond Ale y la Lepus Arcadia IPA. ¿Cómo es cada una?

 Arcadia: La Arcadia Blond Ale es una cerveza muy bebible, pálida, cristalina, refrescante y con unas características que nosotros creemos que son importantes en nuestro ámbito geográfico. A pesar del creciente interés por las cervezas artesanas que vivimos en este momento, nuestro mercado potencial se encuentra en Extremadura, una zona en la que el lugar de la cultura cervecera aún lo ocupa el monopolio de las lager industriales. Queríamos crear una especie de transición, una cerveza fácil, que invitase sin sobresaltos a asomarse al universo de la cerveza que se abre más allá de lo industrial.

Por otro lado, la Lepus es una IPA ámbar ligera, con destellos anaranjados, con densa espuma color crema, con aromas y amargor intensos, aportados por el lúpulo Chinook. Es una cerveza sorprendente y agradable que hemos comprobado que no deja indiferente a nadie.  

Lepus y Arcadia Blond Ale

Cerveza Artesana: Ambos productos son de fermentación alta. ¿No elaboraréis nunca lagers?

Arcadia: En principio, preferimos elaborar estilos con un carácter más marcadamente diferente de las elaboraciones industriales y el universo de las Ale nos parece tan interesante e inabarcable que creemos que en la fermentación alta tenemos terreno más que suficiente para apaciguar nuestras ansias de experimentar y elaborar. No obstante, no descartamos ningún estilo.

Cerveza Artesana: En HoyVillafranca.es comentasteis que elaboraríais dentro de lo posible con materias primas locales. ¿Elaboraríais 100% local si pudierais? 

 Arcadia: Hoy por hoy somos conscientes de que elaborar con materias primas 100% locales es prácticamente imposible para nosotros. No obstante, ese es uno de nuestros mayores retos. Para nosotros son de mucha importancia ciertas connotaciones que tiene la cerveza artesana, como las de un producto fresco, de calidad, sostenible, local,… Pero de poco sirve que una cerveza sea “de kilómetro cero” si el botellín ha recorrido unos absurdos 2.000 kilómetros para llegar a nuestra cervecería (pese a que nos encontramos a 900 m. de una de las mayores fábricas de botellas de Europa), y las maltas y lúpulos vienen de Centroeuropa. En el caso de las maltas, por ejemplo, que sean de importación nos ofrece a los pequeños cerveceros la posibilidad de hacer cervezas con un amplísimo abanico de tipos de materia prima de alta calidad, pero resta sostenibilidad al proceso de elaboración de un producto artesano. Por eso, a nuestro juicio, uno de los objetivos que en ese sentido tendríamos que adoptar los cerveceros artesanos es conseguir que, al menos las maltas base y las más utilizadas, tuviesen un origen más local.

Actualmente las malterías españolas están absolutamente mediatizadas por las cerveceras industriales y un solo cervecero artesano no puede condicionar la oferta de éstas. Pero con el imparable auge del sector en los últimos años, el colectivo de cerveceros artesanos posee entidad suficiente como para constituir un volumen importante de consumo de materias primas digno de tener en cuenta. En este sentido, creemos que colectivos como el recién creado gremio cervecero Agrocerveart, pueden ser herramientas muy útiles a la hora de aunar los intereses de numerosos pequeños productores.

En cuanto a los lúpulos, en Cervezas Arcadia llevamos varios años cultivando y aclimatando una variedad silvestre de lúpulo extremeño, de la Sierra de Gata, con el que hemos realizado varias pruebas y que a corto plazo queremos incluir entre los ingredientes de alguna de nuestras cervezas. Por otro lado también llevamos un tiempo cultivando lúpulos de las variedades Nugget, Cascade, Columbus, Magnum y Amarillo, en una cantidad que, si bien no nos harían completamente autosuficientes, para el próximo año podrían suponer buena parte de los lúpulos que utilicemos.

Cerveza Artesana: Estando tan concienciados con la cerveza artesana como producto local, de calidad y sostenible, seguro que me dáis una buena definición de lo que es cerveza artesana. 

Arcadia: Para nosotros, la definición de cerveza artesana está relacionada con varios factores, lo cual no quiere decir que todas las cervezas artesanas se ciñan totalmente a ellos. En primer lugar, una cerveza artesana es sinónimo de una producción limitada. El que se trate de un producto elaborado en cantidades relativamente reducidas, normalmente por empresas pequeñas y casi siempre con mucho esmero, aporta un alto grado de personalidad y de singularidad a cada cerveza, lo cual da lugar a una oferta muy estimulante. Además, es evidente que una de las características que definen a una cerveza artesana es la calidad de las materias primas.

Otra característica muy importante es la ausencia de pasteurización o filtrado, lo cual es una limitación al convertir a la cerveza artesana en un producto totalmente perecedero. Pero por otro lado ello es una ventaja y uno de los valores más interesantes de las cervezas artesanas, pues estamos hablando de un  producto fresco y que literalmente está vivo y, como tal, tiene una complejidad y unas características muy alejadas de las de un producto estandarizado.

Por último, otra característica que consideramos importante en una cerveza artesana son las connotaciones de producto de la tierra, con un acento local muy definido y reconocible.

Cerveza Artesana: Así pues, hablamos de un producto de km 0. 

Arcadia: Sí. Por un lado nos encontramos en una zona en la que los veranos son largos y en los que se alcanzan altas temperaturas, lo cual es un hándicap a la hora de garantizar que el producto llegue en correctas condiciones al consumidor final si nos planteásemos una distribución a larga distancia. Por otro lado, lo limitado de nuestra producción no nos permite abarcar un mercado mucho más allá de nuestro ámbito geográfico. Siendo conscientes de estas limitaciones tenemos prevista una distribución a escala mayoritariamente local y provincial y nuestro objetivo es arraigarnos en nuestro “mercado natural”, entendiendo la cerveza artesana como un producto de proximidad.

También atendiendo a estos criterios, siempre aconsejamos a nuestros clientes que, en lo posible, es preferible hacer varios pedidos pequeños en lugar de uno grande. Mientras menos tiempo pase desde que la cerveza sale de nuestro local hasta que es consumida, más garantías sobre su óptimo estado podemos ofrecer.

Cerveza Artesana: ¿Tendremos alguna nueva creación pronto?

Arcadia: Nuestra intención es ir aumentando nuestro abanico hasta, al menos, cinco cervezas. Nos resulta muy sugerente la idea de una Belgian Pale Ale con un toque de romero y alguna otra aromática ibérica, de alguna Weizen y quizás completar nuestra oferta a medio plazo con una Porter. Nos gustaría tener un repertorio en el que tuviesen representación estilos con una marcada diferencia entre sí.

.

.