Brew & Roll: La nueva microcervecería de Navarra

Brew & Roll: La nueva microcervecería de Navarra

El nombre lo dice todo: Brew & Roll. El sector de la cerveza artesana en Navarra sigue creciendo, en este caso con una nueva microcervecería SlowBeer instalada en Pamplona (Bañarain), que llega con ganas de hacer las cosas bien, a su manera, con la calidad siempre por delante.

Brew & Roll está encabezado por Javier Zornoza (en la fotografía lateral), aparejador que, tras ver que en la construcción las cosas no terminan de remontar, decidió montar su propia micro. Para ello ha hecho equipo con sus tres socios capitalistas (Carlos López, David Ortiz y Turi -Arturo Ciordia), cada vez más implicados en este prometedor proyecto y en la producción profesional de cerveza. Asimismo, cuenta también con un potente arsenal prácticamente listo para dar guerra en Pamplona y Navarra: ya tienen a la venta su Brown Ale y se encuentran en fermentación la Best Bitter, la Session IPA y la Oatmeal Stout. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Cerveza Artesana: Javier, os ponéis en marcha con un nombre muy cañero. ¿Por qué Brew&Roll?

Brew & Roll: Pues la verdad es que a todos nos gusta un poco el tema rock&rollero y la música movida, pero el nombre también viene por el concepto de la cerveza y de tirar adelante. De eso hablábamos en nuestro Facebook el otro día. El cantante de Motorhead, Lemmy Kilmister, falleció recientemente. Él era de esos que mantienen sus ideas, que no les importa lo que piensen de él, y que es coherente.

C.A: ¿Así serán vuestras cervezas, acorde a vuestros valores?

B&R: Exacto, las birras serán lo que nosotros queremos que sean. La idea es tener 7 o 8 cervezas de base, que iremos sacando poco a poco, en unos meses. Iremos haciendo lo que a nosotros nos guste, pero evidentemente teniendo también en cuenta el gusto del público.

De todas formas, nuestra idea es hacer las cosas como nosotros creemos que se deben hacer, tal como nos gustan, manteniendo siempre un trato lo más directo posible con el consumidor final. También apostaremos por la mejor calidad que podamos. No pretendemos crecer ni hacernos famosos, sino que el consumo de nuestra producción sea local. Lo importante es posicionarnos en nuestra zona y que nuestro alrededor vaya adquiriendo más cultura cervecera.

C.A: Pero en Navarra, y más concretamente en Pamplona, la cerveza artesana está pisando fuerte, ¿verdad? Hay varias micro-cervecerías en la zona.

B&R: Bueno, ¿Pisando fuerte respeto a qué? Hemos visto que aquí el desconocimiento es bastante grande. Hemos hablado con hosteleros y la verdad es que muchos no conocen la cerveza artesana. Incluso dicen que no es cerveza. Yo les respondo que, en realidad, lo que no es cerveza es lo que tienen ellos.

A nivel social, exceptuando los círculos en los que se mueven los locales especializados, a los que cada día va más gente, por cierto, hay muchas personas que no han probado ninguna cerveza artesana. El culturizar a la gente es aún una tarea pendiente.

Los 3 socios capitalistas de Brew & Roll: Carlos López, David Ortiz y Arturo Ciordia

C.A: ¿Vuestras cervezas irán de la mano de esta culturización?

B&R: Seguramente sí. Naparbier, por ejemplo, que ya tiene un nombre creado y exporta mucho, sí que se permite lupulizar bastante. Sin embargo, nuestras primeras cervezas van a ser, dentro de la cerveza artesana, accesibles. Nuestro objetivo es que la gente que no conoce este mundo pruebe nuestros productos y no se acojone.

Por ejemplo, nuestra Brown Ale, llamada Apolo y que en principio era una cerveza de Navidad, la hemos elaborado con maltas belgas para que le dieran un poco de calidez, pero sin hacer una cerveza de 9 o 10 grados de alcohol para que nadie se asuste. Si bien sacaremos una Session IPA de 50 IBUs, también sacaremos una Pale Ale de 20 IBUs. El que quiera caña la tendrá, pero si alguien está empezando en esto tampoco se asustará.

C.A: ¿La Brown Ale se ha convertido entonces en una de vuestras cervezas base?

B&R: Al principio queríamos solo hacer una cerveza de navidad, pero viendo que a la gente le ha gustado, nos estamos planteando si mantenerla como cerveza usual.

C.A: Y sobre el resto de cervezas que sacaréis al mercado, ¿Qué nos puedes avanzar?

B&R: Ahora mismo tenemos ya embotelladas tres cervezas: una Pale Ale de estilo Best Bitter, una Session IPA y una Oatmeal Stout. Además, seguramente vamos a repetir un par de tiradas de éstas para tener algo de stock, y luego empezaremos con otra IPA, una Amber Ale y una belga.

C.A: O sea que enseguida sacaréis todo vuestro arsenal.

B&R: Sí, no sé en cuanto tiempo, pero tampoco vamos a tardar 2 años. Será próximamente. 

C.A: ¿Cómo nos describirías cada una de estas tres próximas cervezas de forma breve?

B&R: La Pale Ale será nuestra cerveza de acceso, para que la gente que no tiene costumbre a este tipo de cervezas se meta en el sector. Es de estilo Best Bitter, con 4,7 de volumen alcohólico, y presencia de lúpulo de amargor y aroma, incluso con algo de dry-hopping. Aromáticamente es bastante floral y muy agradable. En boca tiene el amargor, aunque quizás predomina un poco más la malta, precisamente porque no queremos que la gente se asuste con el amargor. Está muy compensada y es muy agradable de beber.

Por otro lado, la Oatmeal Stout también es baja en alcohol, un poco más de un 5%, con un porcentaje elevado de avena. Es muy redonda, muy agradable de beber, con 27 IBUs, que no es mucho pero tampoco es poco. Además, el amargor está muy bien integrado. También lleva una levadura bastante plana, para que no aporte matices herbáceos y este tipo de cosas. Predomina absolutamente la malta, el chocolate y el tostado. Por lo que emos visto, es una cerveza que ha gustado a todo el mundo, así que supongo que va a funcionar.  

La otra que prácticamente acaba de salir del fermentador es la Session IPA, con 51 IBUs y una carga importante de lúpulo en amargor, sabor y aroma, y un dry-hopping posterior fuerte también. Aunque está dirigida a gente más acostumbrada y metida en el sector, curiosamente varias personas han probado nuestras cervezas y se han quedado con ésta. Ello sorprende, porque es amarga, pero afrutada y pasa bien.

Etiqueta de Apolo, la Brown Ale de Brew & Roll

C.A: ¿Cómo os vais a plantear la red comercial?

B&R: Tenemos la idea de trabajar con un par de distribuidores importantes de la zona de Navarra, y hemos hablado ya con pequeños distribuidores en Bilbao, Vitoria, Zaragoza. De todas formas, en principio no creo que salgamos de Navarra y las provincias limítrofes. Nuestras pretensiones son vender el volumen que necesitamos vender para vivir. Nos ha llamado un distribuidor de Madrid, pero prácticamente nos cuesta más enviarlas allí que la cerveza en sí. A corto plazo, pues, no veo el andar saliendo por allí. Nos quedaremos en nuestro trocillo, en lo que podamos abarcar cómodamente.

C.A: ¿Por qué decidisteis abrir vuestra propia microcervecería?

B&R: Yo llevaba un par de años haciendo cerveza en casa. Siempre había trabajado como aparejador, pero es un mundo del que he acabado harto, y la situación tampoco estaba para echar cohetes. A la vez que buscaba trabajo de lo mío, hablando con amigos y conocidos, se me dio la posibilidad de empezar esto. Así fue, y con decisión tiré adelante.
Las cervezas que yo hacía en casa estaban buenas, y gustaban a la gente. Además, también vimos que el momento de hacerlo era ahora, no dentro dos años. Incluso si hubiéramos empezado antes mejor. Dentro de unos años, cuando el sector esté con el triple de micro-cervecerías, esto ya será mucho más difícil. Vamos a empezar a salir como setas.

C.A: La calidad deberá marcar la diferencia.

B&R: Sí, la verdad es que hay cosas que pruebas por ahí que dices… ¿Esto lo han embotellado y lo han venido? Sorprende, la verdad. Nuestro fin es la calidad, la mejor que podamos, y por supuesto vender cosas que yo me tomaría si fueran de otro. Hay que ser objetivo, y saber que lo que haces está bien. Si no, no lo hagas. Hay que tener unos estándares de calidad para hacer las cosas bien y hacerse con ese nicho de mercado y tirar adelante.

C.A: ¿Quiénes conforman Brew&Roll y tirarán el proyecto adelante?

B&R: Somos 4 socios. Yo soy el socio operativo, y Carlos López, David Ortiz y Turi (Arturo Ciordia) son los tres socios capitalistas. Sin embargo, se están interesando muchísimo en el tema, y cuando yo estoy elaborando muchas veces vienen ellos para aprender. Están adquiriendo los conocimientos. Si la cosa va adelante, seguro que se acabarán involucrando más. Todos estamos deseosos de, si se puede, vivir de ello. Si pueden trabajar aquí encantados, aunque ahora mismo tienen su propio trabajo.

Microcervecería de Brew&Roll

C.A: Vamos terminando. ¿Cómo nos conociste? ¿Por qué decidiste contar con la línea de microcervecerías Slowbeer?

B&R: Yo estuve aquí con vosotros haciendo el curso de formación profesional para crear una micro-cervecería. Tras finalizar el curso, y mirarnos en serio el tema del dinero y de montar la fábrica, nos decantamos. Sí que es cierto que miramos alguna otra casa, pero las instalaciones que vimos en el Instituto de la Cerveza Artesana nos gustaron. No le dimos demasiadas vueltas a buscar otros equipos, no soy una persona que necesite comparar 30 productos, si veo que algo me gusta, me gusta.

Además, la forma en la que yo hacía la cerveza en casa artesanalmente es muy parecida a cómo lo hago con la máquina, en cuanto a la forma de proceder y a saber por qué haces las cosas. Lo que ahora tenemos es la facilidad, es una gozada, el equipo está muy bien pensado.

RdR: Por último, si tú tienes delante de ti alguien que nunca ha probado nunca la cerveza, ¿Qué le dirías?

B&R: Desde luego le diría que la probara, y sobre todo probarla con un chip diferente al que tienes cuando te tomas otra cerveza comercial, porque no es un refresco que te lo bebes de 3 tragos, es una cosa que has de degustar y saborear. Además, es muy importante tomarla a una temperatura adecuada. A 2ºC no apreciarás los matices.

La mejor forma que se anime y se involucre es que vaya probando, y cuanto más pruebe más se va a dar cuenta de que las demás ya no le gustan. Cuando pruebas de éstas, ya ves que las comerciales no son lo mismo. Además, estás apoyando a gente de tu entorno. Yo lo tengo muy claro y lo veo muy fácil. Ahora hay que convencer a los demás (ríe). 

.

.