Cerveza Castel: “primero tienes que tener el producto”

Cerveza Castel: “primero tienes que tener el producto”

Paco Gadea era promotor de la construcción en Valencia  y la crisis del ladrillo acabó con su empresa. La casualidad lo metió en el mundo de la cerveza de la mano de un vecino en el pueblecito de Teruel llamado Pobo. Le invito a casa a probar una cerveza de Carles Agullons, la primera artesana que probaba, y lo vio claro.

La Toast, la Blonde (5'5%) y la More Taste (8'5%) de Castel. 

-Yo y mi mujer, Rebeca, nos quedamos maravillados. Esto tenemos que hacerlo nosotros! Posteriormente probamos otras cervezas, pero no eran como esa, no tenían la calidad de Agullons. Y al final contactamos con Dani y Nereo de Cerveza Artesana y compramos una Braumaister de 50 y allí empezamos, practicando. De eso hace ya 6 o 7 años.

-¿Os ganáis bien la vida? 

-No entra el dinero que entraba con la construcción, pero con el tiempo creo que iremos madurándolo y creo que sí nos podremos ganar bien la vida. No nos queremos parar aquí: queremos montar una cervecería con nuestros productos, pero hay que ir poc a poco.

-Castel ¿De dónde sale el nombre?

Tenemos una montaña en el pueblo que se llama Castelfrío. Le quitamos el “frío” y nos quedamos con el nombre “Castel”.

-Pues el frío es importante en la cerveza, ¿o no?

Sí, si está en la etiqueta también: hay un copo de nieve visto microscopicamente.

-Te lo digo de otra manera: Ferran Adrià dijo que le gusta la cerveza bien fría.

-Yo tengo la experiencia de clientes mios. Tenemos los formatos de 33 y de 50. Cuando se toman la botella de 50 ellos mismos aseguran, dicen “esta cerveza cuanto más se templa mejor está”. Ya no hablemos nada más. Cuando más templadas están, en las buenas cervezas van saliendo los matices.

-En países como Alemania lo tienen claro. Pero su cerveza, en general, es diferente.

-Nosotros aquí normalmente bebemos industrial. Dejemos una industrial templarse y veremos quien se la bebe. Yo creo que nadie. No tienen sabor ni nada. Ya nos aconsejan beberlas frías frías para que no nos demos cuenta de què nos estamos bebiendo.

-He probado vuestra rouchbier y está realmente deliciosa.

-Sí, nosotros la llamamos tostada. Ayer eche una en un tubo y no había Dios que se lo bebiese. Sin embargo me la echo en una copa abierta y se oxigena mucho mejor.

-He buscado vuestra página web y no la encuentro.

-No hemos hecho todavía página web.

-Pero si hay gente que hace la página web antes de hacer la cerveza.

-Nosotros primero queríamos un buen producto y después la página web. Yo he montado muchas empresas en esta vida y antes de tener los productos teníamos la página web. Esta vez lo hemos querido hacer al revés. Y si es por darnos a conocer o por publicidad, tampoco la necesitamos de momento.

- Y eso ¿os las quitan de las manos?

-Sí, nos hemos quedado un poco sorprendidos.

La sala de elaboración de Cervezas Castel presidida por la Slow Beer 200.

-¿Cuál es vuestra producción ahora?

-Nosotros hacemos dos dobles cocciones semanales. La máquina que tenemos es de 200. Hacemos unos de 850 a 1000 litros semanales. Dependiendo del tipo de cerveza que hagamos.

-Igual os habéis quedado cortos con una fábrica de 200 litros, ¿no?

-Hace un rato he estado hablando con Cerveza Artesana para informarme sobre una ampliación. Queremos ir poco a poco y con calma. Igual el año que viene nos decidimos por la de 500 ya.

-Poco a poco, pero en el mundo de la cerveza parece que todo va muy rápido.

-Sí, es la sorpresa que nos hemos llevado al ver la respuesta de la gente. La cerveza sale muy rápido. Yo creo que nos hace falta otra máquina para tirar más para adelante. Somos valencianos y estamos aquí en Teruel, pero nos piden en Valencia y no podemos subministrar. No damos a basto, pero dejamos que la cerveza madure lo que tiene que madurar.

Sala de fermentación en Cervezas Castel.

-¿Cuál de vuestras cervezas tiene más éxito?

-La toasted, la ahumada. Montamos un chiringuito aquí en la fiesta medieval. Nos pusimos el primer día y fue una pasada. Todo el mundo nos daba la enhorabuena por el producto. Al día siguiente fue todavía más bestial. Se bebieron la producción del mes. Tuvo una aceptación muy buena tanto por gente de Teruel como de toda España. Ahora nos pide cerveza gente de toda España.

-¿Y a qué precio? porqué la cerveza artesana es cara.

-Es más cara que la insdustrial, sí. Nosotros la más barata la vendemos a 1’5. Pero no podemos bajar más de precio. 

El almacen de materia prima de Castel.