Cerveza de caquita de elefante

Cerveza de caquita de elefante

¿Te tomarías una? La cerveza que ilustra la entrada es una chocolate stout hecha con granos de café que han pasado por el tracto digestivo de unos elefantes tailandeses. Así es, está hecha con granos de cafè que han sidocomidos, digeridos y defecados por elefantes. La cervecera japonesa que la ha fabricado, Sankt Gallen, vendió toda la producción en minutos.

Uno de los elefantes que "elaborando" el ingrediente de una cerveza japonesa.

Resulta que en la fundación Golden Triangle Elephant Foundation ya vendían el café con el que alimentan a los elefantes convirtiéndolo en el más caro del mundo: 35 gramos cuestan unos 90 euros. Los fondos conseguidos se destinan a salvar a los elefantes tailandeses. Como podeis ver en la foto, les dan de comer todo tipo de frutas, especialmente plátanos. Eso impregna al café de aromas a banana, por ejemplo. No me puedo creer que acabe de escribir esta frase. 

Este animal no lo sabe, pero trabaja para Mikkeller

Estamos seguros que el atrevimiento de los japos va a colocarse rápidamente en el número 1 de los ingredientes más raros que se están utilizando en el mundo para hacer cervezas artesanas. Hasta ahora esta lista estaba liderada por otros ingredientes como trozos de pizza, ostras o levadura nacida en la barba de un cervecero. Podeis comprobar que no nos inventamos nada en la web de the drink bussiness. Pero a la caquita de elefante le queda un serio competidor a batir: Mikeller le ha metido café digerido por el gato de algalia,  una criatura que vive en el sudeste de Asia y que sólo se alimenta de las mejores y más maduras bayas de café. Este es otro de los cafés más caros del mundo y Mikkeller la ha utilizado para crear una Oatmeal Stout Imperial.

Las famosas caquitas de gato de algalia de donde extrae el café Mikkeller.

Siempre que escribo sobre cerveza me entran ganas de abrir una. Hoy me voy a tomar un vaso de agua. Espero que se me pase.

Esto es una auténtica "Stout de Mierda". Lo siento, no lo he podido evitar.

 

Fuentes: 1, 2,