Chocolate y cerveza: los mejores maridajes para un San Valentín inolvidable

Chocolate y cerveza: los mejores maridajes para un San Valentín inolvidable

Si te gusta la cerveza y te gusta el chocolate, vamos a hacer que el Día de San Valentín sea el mejor de tu vida. ¿Te imaginas maridar los bombones o el pastel de chocolate que te ha regalado tu pareja con una buena cerveza? A nosotros ya se nos hace la boca agua… Así que aquí van algunos consejitos para los maridajes. Consejos o, más bien, opiniones de cracks del sector cervecero:

 

"Cuando maridamos una cerveza con chocolate, tenemos que fijarnos en lo que acompaña a este chocolate. En el caso de chocolates con especias refrescantes como la menta, la naranja o algún otro cítrico, una buena opción es maridarlos con una Indian Pale Ale. Se trata de una cerveza que, por su carácter afrutado y cítrico, encaja perfectamente con el chocolate y permite alargar más la cadena de sabores que éste nos despliega en el paladar. En cambio, para chocolates más suaves, como el chocolate con leche, necesitamos una cerveza que realce su tostado, por lo que nos decantaremos por cervezas Stouts o Porters. En cuanto a chocolates puros e intensos, lo mejor es escoger una cerveza alcohólica y, a poder ser, un poco dulce. Algunos ejemplos de este tipo de cervezas serían una Dubbel, una Belgian Strong o incluso una Barleywine. Ah, y otro aspecto positivo de maridar cervezas con chocolate es que el toque alcohólico y el amargor nos ayudará a limpiar la boca de esa sensación empalagosa que deja el chocolate". - Ivó Castells, coautor de la Guía para descubrir las mejores cervezas artesanas y gestor de operaciones en Cerveza Artesana. 


"Cuando pensamos en cervezas y sus posibles maridajes nos vienen a la cabeza combinaciones con salados (olivas, patatas bravas, embutido, etc.), pero no siempre tiene que ser así y menos de cara al 14 de febrero, ya que en San Valentín el chocolate es el protagonista. El chocolate va bien maridarlo con cervezas oscuras, las cuales coincidan con intensidad y melosidad, pasando por Brown Ales, Porters, Stouts o incluso Barley wines (en el caso de los chocolates más amargos). Aunque... ¿Por qué no maridarla con cervezas más claras y ligeras? El carácter fresco, ácido, floral y a veces especiado de algunas cervezas nos ayudaría a limpiar el regusto graso que nos deja el chocolate en el paladar. Además, en función del tipo de chocolate (chocolate con sal, con pétalos de rosa, chili...), podríamos incluso encontrar una afinidad única de éste con la cerveza". De cervezas hay de muchos tipos, igual que de chocolates". - Nil Español, coautor de la Guía para descubrir las mejores cervezas artesanas y cocinero formado en la escuela de hostelería Hoffman. 


“El chocolate con leche tiende a maridar mejor con las cervezas con notas a chocolate, como las porters o las stouts, mientras que el chocolate negro marida mejor con cervezas bastante intensas (aunque no parezca muy obvio), como con las dubbel, las Belgian strong dark ales o las Barley wines. Asimismo, cuando el chocolate viene acompañado de otros sabores, lo mejor es maridar esos sabores con las cervezas. Por ejemplo, los sabores acaramelados encajan a la perfección con las Barley wine inglesas, mientras que las nueces maridan con las Brown ales". - Ryan Spencer, certificado por Cicerone. 

 

“A muy pocas personas se les pasaría por la cabeza maridar chocolate con IPAs y, en general, cervezas muy lupulizadas, pues se cree que sus fuertes sabores no podrían encajar. Sin embargo, yo creo que algunas variedades de cervezas no exageradamente amargas y con algunas notas florales pueden maridar con chocolates con sabor a verbena limón o a cítricos, puesto que tienen unas características cítricas evidentes que encajan positivamente con la cerveza” - James Tai, certificado por Cicerone.  

 

 “Quizá la opción más obvia a la hora de maridar una cerveza con chocolate es la Russian Imperial Stout. Se trata de una cerveza que encaja en general con los postres y, por lo tanto, marida perfectamente con una caja de bombones, fresas cubiertas de chocolate o un pastel de chocolate. Sin embargo, a veces este estilo es muy agresivo, y puede abrumar los paladares menos entrenados. Por esa razón también se puede apostar por Krieks o cervezas lámbicas afrutadas. Algunos puristas no escogerían una lámbica dulce, sino que se quedarían con una agria…. Pero no estoy de acuerdo”Chris Kline, certificado por Cicerone. 

Fotografía: drinks.seriouseats.com

 

Bibliografía adicional: drinks.seriouseats.com