Cómo ser un gran freak de la cerveza artesana

Cómo ser un gran freak de la cerveza artesana

Para ser un buen freak (con cariño) de la cerveza artesana no sólo basta con probarla y amarla, sino que también tienes que aprender a elaborarla (ya sea de forma profesional o casera). Hablando en plata, el nivel de fanatismo hacia la cerveza artesana aumenta hacia límites insospechados si: se conocen a la perfección los ingredientes que contiene la cerveza; se detectan los sabores y aromas y se sabe de dónde provienen, o se perciben sabores no deseables. Si no sabes todo esto, pues bien, podrás ser freak, pero te quedarías un poco corto. ¿Que por qué lo decimos?

Foto: freakmutantmonster.blogspot.com

1. Porque ser un brewer te ayudará a entender los ingredientes que contiene la cerveza

En general, la cerveza artesana contiene cuatro ingredientes básicos: agua, malta, lúpulo y levadura. A partir de aquí, las similitudes terminan. Existen muchas variedades de maltas y de lúpulos, así como de levaduras. Además, también hay muchos ingredientes adicionales que pueden enriquecer una cerveza artesana, como el romero o la calabaza.

Elaborar cerveza artesana de forma casera primero (y, si se quiere, de forma profesional después), nos potenciará nuestra habilidad de detectar los ingredientes exactos que contienen las cervezas. Asimismo, conoceremos con exactitud como una determinada materia prima afecta al producto terminado.

2. Porque elaborar cerveza te permite conocer distintas técnicas y procesos de elaboración

A primera vista, parece que todas las cervezas se hagan de la misma forma. Sin embargo, existen algunas variaciones en los procesos o prácticas adicionales que pueden perfectamente influir en el carácter final de la cerveza, como el hop-back o el dry hopping.

Explorando el fantástico mundo que es la cerveza artesana, además, podrás dejar atrás términos básicos en el sector de la cerveza, como mosto o densidad, y podrás añadir a tu vocabulario ciertos conceptos que demostrarán que eres un gran freak. Asimismo, la experiencia que ganarás elaborando cerveza te permitirá ser un crack: ¿Te imaginas que algún día pudieras ser capaz de saber si la sequedad de una Saison proviene de la adición de azúcar o de la maceración de la malta a una determinada temperatura?

3. Porque hacer cerveza incrementa tus habilidades de detección de sabores no deseados o contaminaciones

Hay algunos cerveceros caseros o profesionales que son capaces de identificar sabores no deseados o defectos en las cervezas que catan. Sin embargo, hay un pequeño grupo de cerveceros que también sabe identificar los orígenes de un defecto determinado, y qué hacer para remediarlo.

¿Os imagináis que algún día pudierais asociar las notas de manzana verde de una Belgian Dubble con el acetaldehído? Es más, ¿Y si algún día fuerais capaces de explicar que este sabor no deseado se debe a la juventud de la cerveza o a una fermentación demasiado corta? Si llegara ese día seríais realmente seríamos unos auténticos freaks de la cerveza.

4. Porque un brewer pude fomentar el respeto por el arte de la elaboración de cerveza

Detrás de la elaboración de cerveza artesana hay mucho sudor y esfuerzo. Si elaboras cerveza, probablemente te darás cuenta de la dedicación y el desempeño que ha puesto el elaborador cervecero para crearla. Una vez te des cuenta de este gran esfuerzo, probablemente la próxima vez que vayas a un brewpub o a una microcervecera agradecerás al elaborador cervecero las horas y la pasión que le ha dedicado a la fabricación de tu cerveza. Os aseguramos que se muere por escucharlo. 

.

.

Fuentes: homebrewersassociation.org