La cerveza artesana americana llega a España de la mano de Edge Brewing

La cerveza artesana americana llega a Barcelona de la mano de Edge Brewing

Alan Sheppard es el maestro cervecero de Edge Brewing, la nueva microcervecería de estilo americano que abrió sus puertas en Barcelona el pasado 5 de abril. Agradable y honesto, admite que quiere aportar su pequeño granito de arena a la revolución cervecera que está viviendo actualmente España, tan parecida a la que vivió Estados Unidos en su momento. Sheppard goza de una amplia experiencia en el sector cervecero: ha trabajado más de 12 años en una empresa de instalación de fábricas cerveceras. En total, ha montado más de 300. Su trabajo y los amigos y contactos que fue consiguiendo durante las instalaciones de las microcervecerías y brewpubs han sido los encargados de convertir la profesión de Sheppard en su pasión: la cerveza artesana. 

- Cuéntanos por qué decidiste venir a Barcelona e instalar una microcervecería.

- Mi socio, Scott, vino a la empresa donde yo trabajaba como ingeniero, diseñando equipamiento cervecero durante muchos años. Compró equipos de mi compañía y me dijo que abriría una microcervecería en Barcelona. Entonces me propuso que me subiera al barco. Así fue como en junio llegué a Barcelona, enamorándome enseguida de las cervezas que aquí se producen. Hay fantásticas cervecerías, y además el sector de la cerveza artesanal es joven y nuevo, por lo que quiero ser parte de ello.

- ¿Así pues, te unes a la revolución?

- Por supuesto. De hecho, es muy similar a la que sucedió en Estados Unidos. Yo crecí con la revolución que tuvo lugar en Norteamérica, y ahora tengo la oportunidad de vivir de nuevo algo parecido, pero creciendo con el movimiento de la cerveza artesana en España. La verdad es que me gustaría ser de ayuda, y enseñar a la vez que aprender.

- ¿Cómo ves el sector en España?

- Increíble. Me quedé realmente sorprendido. Además, el otro día tuve la oportunidad de formar parte del jurado de un concurso de cervezas. Todo eran cervezas Kolsch. La verdad es que tres o cuatro no estaban muy bien, pero más de 40 estaban realmente buenas, y ocho fueron fantásticas. Yo he sido juez en otras competiciones de Estados Unidos, y la calidad no es la misma. Aquí tenéis cerveceros caseros de gran calidad, lo que significa un buen panorama cervecero artesanal. Los cerveceros caseros son la clave de la cerveza artesana.  

- Eres Americano en todos los aspectos de esta microcervecería. Los lúpulos o los mismos equipos de tratamiento del agua son de San Diego. ¿Para hacer cerveza artesana americana se necesitan las herramientas americanas?

- No del todo. Quiero decir, creo que tener lúpulos americanos es lo que marca la diferencia. Puedes conseguir lúpulos americanos aquí o en otras compañías inglesas, pero obviamente son diferentes. En cuanto al equipo, tan sólo es equipo; tenerlo no me hace mejor, pues es similar al resto de equipos. La clave está en la levadura y en la limpieza. Yo consigo levadura  de Wide Labs. Honestamente, yo he probado cervezas fenomenales elaboradas con equipamiento casero, por lo que la buena cerveza puede realizarse con cualquier equipo. Lo que realmente importa son la limpieza y los ingredientes.

Yo traje conmigo 6.000 kg de lúpulos desde la costa este de Estados Unidos, de San Diego. Los puse en un conteiner refrigerado y aquí los guardo también en un refrigerador. En cuanto al equipo, yo diseñe todo esto. Está hecho desde un punto de vista cervecero y creo que es un lugar adecuado para invertir. El equipamiento alemán es muy caro, y con él se obtienen los mismos resultados que con mis equipos, más baratos. Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia, así como el control de la temperatura durante la fermentación.

Refrigerador de lúpulo de Edge Brewing

- ¿Y qué me dices de las cervezas que tienes pinchadas? ¿Cuál me sugieres?

- Actualmente mi cerveza favorita es la Power Plant Saison, que fue la primera cerveza que elaboré. Tiene un 7% de contenido alcohólico, pero es fácil de beber. La verdad es que me encanta. También te aconsejo la Barrentina, que tiene este nombre por el tradicional sombrero catalán, la barretina. Esta cerveza es compleja y tiene una buena sensación en boca. Éstas son mis dos favoritas, de verdad que te las recomiendo. Ambas son bastante sofisticadas e interesantes.  

- Tal y cómo has dicho en otras entrevistas, tienes la intención de cambiar constantemente tu carta de cervezas.

- Tendré entre cuatro o cinco cervezas base, y espero tener una o dos cervezas nuevas cada mes o mes y medio. Parte de mi plan es también traer algunos de mis amigos americanos aquí y elaborar alguna cerveza con ellos. Ahora tengo una IPA, la Taronja HoRyezon, que ha sido fruto de una colaboración con Due South Brewing, de Florida. Simplemente quiero compartir las cervezas.

- Tienes una amplia experiencia en el sector cervecero. ¿Cómo la has conseguido?

- Lo más divertido es que primero elaboré cerveza de forma profesional y luego de forma casera. La cosa está en que abrieron un nuevo brewpub. Ellos se enteraron de que yo estudiaba ingeniería, y me propusieron que trabajara para ellos. Así fue como empecé a diseñar equipamiento cervecero. Entonces dije: “Debo aprender a elaborar cerveza para poder diseñar de forma correcta”, por lo que aprendí, y ello me llevó a enamorarme en seguida de la industria y de la cerveza artesana. Eso fue en el año 1994. He estado en el sector durante 20 años. En concreto, he estado durante estos últimos 12 años que he estado involucrado en la instalación de más de trescientas cervecerías. Mi entrenamiento y mi experiencia en el sector viene de cada una de las cervecerías que yo he instalado y capacitado. He tenido mucha suerte por haber trabajado con más de 300 productores. He aprendido de cada uno de ellos, y he hecho muy buenos amigos. Mi aprendizaje proviene de la cortesía de cada uno de ellos, que tuvieron la paciencia suficiente para enseñarme.

Sala de elaboración de Edge Brewing