El bagazo de la cerveza puede usarse para regenerar huesos

El bagazo de la cerveza puede usarse para regenerar huesos

Un grupo de investigadores ha descubierto que durante la maceración de la cerveza, proceso donde se genera el bagazo, también se producen componentes químicos. Estos componentes, de transformarse, podrían servir como soportes o matrices para el recubrimiento de prótesis, injertos de huesos o implantes odontoestomatológicos.   

La maceración es el proceso por el que se mezcla agua caliente con malta, consiguiendo así que el agua disuelva el almidón y que éstos se conviertan en azúcares dulces fermentables. El residuo de este procedimiento se denomina bagazo. Pues bien, los científicos han logrado descubrir que en la generación de este residuo también se generan los principales componentes químicos presentes en el hueso: calcio, sílice, magnesio y fósforo. Estas investigaciones se han desarrollado en el Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en colaboración con los Institutos de Ciencia de Materiales y Catálisis y Petroquímica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Este descubrimiento supone el desarrollo de un nuevo material para regenerar huesos. Asimismo, y según la UPM, también se alza como una firme alternativa a las prótesis formadas a partir de huesos ovinos procesados o materiales de síntesis, cuyos procesos de fabricación son bastante más elevados y agresivos para el medioambiente.

Hasta ahora, la terapia más común patra tratar alteraciones óseas ha sido la utilización de materiales sintéticos como sustitutos del propio hueso. Estos materiales suelen ser porosos y rígidos, y se componen de materiales biocompatibles. Asimismo, sirven como moldes para proporcionar estabilidad mecánica y promueven el crecimiento y la diferenciación de nuevo tejido óseo. 

Actualmente, prácticamente toda la producción de malta y lúpulo de España se emplea en el sector cervecero, que facturó en el año 2012 un total de 2.990 millones de euros. La cantidad de bagazo producido es, por lo tanto, también muy elevado, y se sitúa entre los 17 y 23 kilos por hectolitro. A día de hoy, la gran parte del residuo producido en la elaboración de cerveza se usa para fabricar piensos destinados al ganado.

El bagazo contiene proteína necesaria para que las vacas produzcan leche // Fotografía: lavozdegalicia.es 

Su uso, sin embargo, podría diversificarse. Las investigaciones realizadas por la UPM y el CSIC han demostrado que los tratamientos aplicados al bagazo pueden originar un producto similar a la porosidad del hueso esponjoso. Ello favorecería, tras la implantación de estos tratamientos, la completa vascularización  Además, en varios ensayos realizados sobre cultivos celulares, los investigadores determinaron y corroboraron la biocompatibilidad de los materiales

.

.

Fuentes: http://www.publico.es/526020/residuos-de-la-cerveza-pueden-aprovecharse-para-regenerar-huesos

http://www.upm.es/institucional/UPM/CanalUPM/Noticias/bbf1cf2ba9b66410VgnVCM10000009c7648aRCRD