Gose: una cerveza histórica de Alemania con sabor salado

Gose: una cerveza histórica de Alemania con sabor salado

Gose es un estilo de cerveza nacido en Alemania aún poco conocido hoy en día, a pesar que tiene una tradición de más de 1000 años detrás. Además, se trata de una cerveza curiosa, con cilantro y un sabor salado que originariamente se conseguía gracias al agua salina de los acuíferos de la ciudad alemana de Goslar.  

El BJCP ha reconocido a este estilo como histórico en la actualización de 2015 de su Guía de Estilos, de modo que probablemente aumentará su popularidad. Además, poco a poco varias micro-cervecerías y brewpubs empiezan a crear sus versiones, como la Barnasour Episode II: Pink Gose de Abirradero.

A continuación echamos un ojo a la historia y las características de este curioso estilo. 

 

Historia

Para encontrar las raíces de la cerveza Gose es necesario viajar en el tiempo y situarse en la ciudad alemana de Gaslar, perteneciente al estado federado de Baja Sajonia. Allí se elaboró por primera vez una Gose hace más de 1.000 años.

De tradición minera, la sal era uno de los minerales más populares en Gaslar. De hecho, incluso estaba presente en los acuíferos del río que cruza la ciudad (denominado también Gose). Y, como debes estar imaginando, originariamente las cerveceras locales usaban esa agua salina para hacer sus cervezas. De esta forma nacieron las Gose y su sabor un tanto salado. 

Tras centenares de años de dominio de las Gose en el mercado de la cerveza local, su fama empezó a decaer progresivamente, a medida que el sector minero también iba debilitándose.

Sin embargo, la cerveza se había popularizado en ciudades cercanas. Donde más triunfó fue en Leipzig, donde Gose vivió su máximo esplendor en 1800, aunque la primera licencia para elaborar la cerveza en esta ciudad germana fecha de 1738.  

Ya en el siglo XIX, las Gose volvieron a sufrir una decadencia que casi las llevó a caer en el olvido. Aunque en 1900 había más de 80 fábricas en Leipzig donde se elaboraba la cerveza, la II Guerra Mundial arrasó con gran parte de estas instalaciones. Además, el posterior régimen comunista del este de Alemania tampoco colaboró en su recuperación, pues en una de sus reformas agrarias prefirió destinar la mayor parte de los granos de cereal a la producción del pan.

Fue a partir de la caída del muro de Berlín que las Gose pudieron ver luz en el fondo del túnel. Después de casi desaparecer, en 1989 el estilo histórico  volvió a elaborarse en algunas cervecerías artesanas que renacieron en Leipzig.


Una cerveza alemana que incumple la Lez de la Pureza

En 1516, Guillermo IV de Baviera decretó la Ley de la Pureza Alemana, la cual fijaba que la cerveza sólo podía elaborarse con cuatro ingredientes: agua, malta de cebada, levadura y lúpulo.

Así pues, ¿Cómo pudo la Gose pasar por encima de la ley?

En primer lugar, la región donde se elaboraba estaba un poco alejada de Bavaria, donde se coció la ley. Además, después de la unificación de Alemania, hubo algunas cervezas que tuvieron consideraciones especiales, con el objetivo de que continuaran elaborándose por su importancia y tradición histórica.

¿Por qué es un estilo tan poco conocido?

El estilo de cerveza Gose es muy difícil de encontrar fuera de Alemania. Sin embargo, poco a poco se va popularizando. El BJCP lo ha incluido en la actualización más reciente de su Guía de Estilos como estilo histórico, y algunas micro-cervecerías no alemanas la empiezan a producir. Es el caso del brewpub de nuestro Instituto de la Cerveza Artesana: el Abirradero. Daniel Fermun, técnico cervecero, ha creado la Barnasour Episode II: Pink Gose, que se puede probar en la misma cervecería barcelonesa. 


Pero... ¿Y cómo es exactamente una Gose?

Las Gose suelen tener un aroma floral y herbal, originado por la adición de cilantro durante su elaboración. Los ésteres y los alcoholes deberían ser, por su lado, muy bajos. Además, si bien las cervezas alemanas se definen por su carácter a lúpulo noble, en esta cerveza no deberían predominar en lo más mínimo. En cuanto al sabor, las Gose suelen ser moderadamente ácidas, con un gusto un tanto salado y herbal. Los sabores cítricos, tales como los de limón y pomelo, suelen estar presentes, mientras que el sabor a lúpulo y el amargor deberían ser casi inexistentes.

El cuerpo de estas cervezas es entre ligero y medio, con una cantidad justa de carbonatación. El sabor en boca es seco y refrescante. Por último, la apariencia de las Gose es de pajiza a dorada (color 3-6 SRM), con una claridad de translúcida a opaca.  

La Pink Gose de Abirradero / Fotografía: Usuario Mini Brewer - Untappd

.

Fuentes: 

https://byo.com/stories/issue/item/2349-gose

http://cervezafresca.com/2010/10/29/leipziger-gose-cerveza-tipica-de-leipzig/