Cerveza Artesanal Tyris: 5 años al servicio de la cerveza artesana

La valenciana Cerveza Artesanal Tyris cumple 5 años de trayectoria

Todo empezó en 2009, cuando dos viajeros se reencontraron en Valencia después de haber estado viajando en países con una solemne cultura cervecera, como Alemania. Tanto Gonzalo Abia como Daniel Vara se habían enamorado en esos viajes de la cerveza artesana y de todo lo que ello significa. Sin embargo, al regresar a España se encontraron con un sector que apenas había aflorado y, por lo tanto, con que no podían probar aquellas cervezas artesanas que tanto les habían caído en gracia. 

Así nació Cerveza Tyris: de la mano de dos emprendedores que quisieron dar a conocer su gran pasión e implantar una cultura que merecía ser engendrada de nuevo. Además, fueron la primera marca de cerveza artesana en la ciudad de Valencia. "Al principio fue duro; nadie sabía qué era la cerveza artesana y tenías que hacer un esfuerzo brutal para vender", comentan sus responsables. De todo esto han pasado ya 5 años, período de tiempo en el que a través de catas, degustaciones y visitas a la fábrica de Tyris, la cerveza artesanal se ha ido haciendo un hueco en la capital valenciana. Por ello desde nuestra empresa felicitamos tanto a Gonzalo y Daniel, y los animamos a que sigan promoviendo un sector que aún está en su infancia.

La primera creación fue una cerveza muy refrescante: una Pale Ale de nombre homónimo, con ligeros toques de trigo. Pero ello sólo era el comienzo. A día de hoy Tyris dispone de un total de nueve cervezas artesanas. Por un lado, estos elaboradores valencianos decidieron fabricar algunas cervezas con la intención de rendir homenaje a cerveceros o comarcas concretas. Es el caso de la VIPA (Valencian Indian Pale Ale), un homenaje a los maestros cerveceros ingleses que, en el siglo XVIII, concibieron un nuevo estilo de cerveza. También es el caso de la Riu Rau, cerveza que honora a la comarca alicantina de la Marina Alta.

Las seis primeras cervezas artesanales de Tyris

La colección Tyris no termina aquí, y sigue con la Au Yeah!, una cerveza rubia con carácter yankee; la Paqui Brown, un fermentado dulce y con afrutados secos; y, finalmente, la Smoky Porter, una cerveza negra con toques de humo y chocolate.

Las tres creaciones de Tyris restantes nacieron de la ilusión por potenciar el sector a partir de propuestas originales y sorprendentes. Estas cervezas se enmarcan en la Trilogía de Los amantes del lúpulo polar, que recoge a tres IPAs elaboradas en colaboración con maestros cerveceros americanos, suecos e ingleses. Los orígenes de esta colección se remontan a hace 2 años, cuando el maestro cervecero Robert Flöijer colaboró con Tyris para dar a luz a la CCCP, una IPA cuyo nombre responde a las siglas de sus ingredientes: los lúpulos Chinook, Citra y Cascade, así como malta Pils. La trilogía continuó con Black Pussy Palace (Black IPA), que terminó con la reciente Diablos Joe, una Red IPA. 

La pasión por la cerveza no ha detenido hasta ahora a estos amantes de la cerveza, que decidieron compartir sus conocimientos y sus experiencias con todos aquellos que quisieran aprender sobre cerveza artesana. Así, Tyris ofrece visitas a su fábrica, así como catas de sus cervezas a los restaurantes y bares que lo demanden.

Para celebrar su 5º aniversario, además, Cerveza Tyris organizará el próximo sábado, 5 de julio, una fiesta en The Market CraftBeer, la primera cervecería de Valencia en ofrecer única y exclusivamente cerveza artesana. En este evento se sortearán lotes de cerveza y se darán a probar nuevas creaciones, como una Summer Ale fermentada con limones de Alboraia, entre muchas otras sorpresas que los fabricantes de cerveza valencianos no han querido desvelar.