La cerveza en el Antiguo Egipto

La cerveza en el Antiguo Egipto

Tal y como os relatamos hace unos días, todo apunta a que los sumerios ya elaboraban cerveza, y que estas primeras elaboraciones estaban muy relacionadas con el nacimiento de la agricultura y el paso de la vida nómada a la sedentaria. Bien, pues siguiendo con la antiguas civilizaciones, el Antiguo Egipto (3150 - 31 a.C.) también fue un pueblo que elaboró cerveza (de hecho, probablemente la heredó de los mismos sumerios). Esta cerveza se denominaba Heneket o Zythum, y su fabricación se consideraba divina. 
 


La cerveza como producto fermentado de origen divino

De la misma forma que ocurría en Sumeria, en el Antiguo Egipto aún no se comprendía el proceso de fermentación de la cerveza, por lo que se consideraba que su elaboración partía de la magia y tenía un origen divino. De hecho, Egipto consideraba que la cerveza, junto al pan, eran los “dos nuevos ojos”, en alusión al ojo de Horus, un símbolo mágico que representaba el orden, el estado perfecto y la estabilidad cósmica.

Entre las varias teorías que se barajan sobre el origen de la cerveza, una de ellas apunta que Osiris fue su inventor. Según narra la mitología, como Dios de la resurrección, la fertilidad y la agricultura, Osiris introdujo el cultivo de las tierras a partir del cereal y las viñas, y enseñó a los egipcios el arte de cosechar y conseguir vino y elaborar cerveza a partir de la cebada. Otra versión de la mitología cuenta que la cerveza, en realidad, fue un regalo que Isis, diosa de la Luna y hermana y esposa de Osiris, hizo a la humanidad.

Sin embargo, el mito más espeluznante explica que Sejmet, diosa guerrera con cuerpo de mujer y cabeza de leona, fue enviada por su padre, el dios Ra (Dios del cielo, del Sol y del origen de la vida), para escarmentar a la humanidad, que le había dejado de rendir culto. Sin embargo, el mismo Ra se asustó de la ferocidad de la leona. Para detenerla, le dio de tomar cerveza roja, y le argumentó que se trataba de la sangre de todos los hombres, castigados con la muerte. Sejmet, embriagada, acabó convirtiéndose en Hathor, diosa egipcia del amor, la alegría, la danza y la música.

La importancia y la elaboración de la cerveza egipcia

La cerveza en el Antiguo Egipto era la protagonista tanto en la vida diaria como en ceremonias y rituales. Por un lado, los fabricantes eran librados de realizar el servicio militar. Por otro lado, autoridades y soldados cobraban en cerveza parte de su salario.

En cuanto al método de fabricación de cerveza, se cree que los egipcios empezaban con la elaboración de tortas de pan de cebada, un poco cocidas. Estas tortas se colocaban sobre una plancha agujereada, que a su vez descansaba en la boca de una vasija, como si de una tapadera se tratara.  Acto seguido se echaba agua poco a poco sobre la torta, con la finalidad de disolverla y de que el líquido se depositara en el fondo de la vasija. Después de este paso ya sólo restaba la fermentación, por la que el líquido se dejaba en reposo por un tiempo. También se le añadían posteriormente dátiles o miel para aromatizar el alimento fermentado.

Evidencias históricas

Entre los varios descubrimientos arqueológicos relacionados con la cerveza en Egipto, destaca el que protagonizó el año 2013 el egiptólogo español José Manuel Galán Allué. En concreto, halló una jarra con restos de cerveza de entorno al 1.500 a.C., en unas tumbas cercanas a Luxor, la capital espiritual de Egipto. El descubrimiento se enmarcó en el Proyecto Djehuty, unas excavaciones dirigidas por arqueólogos españoles en una serie de tumbas de personalidades importantes de la corte de la reina faraón Hapsesutm, de la XVIII dinastía.