La revolución del tapón corona

La revolución del tapón corona

Le debemos mucho a la tapa corona. Sin este elemento tan pequeñito y simple, no tendríamos una forma tan económica de cerrar herméticamente nuestras producciones de cerveza y evitar así la salida del gas, así como también dependeríamos de otros tapones no tan asequibles, como los mecánicos. Estos mismos problemas no sólo los tendría el sector de la cerveza, sino el mercado de los productos gaseosos en general. Así pues, ¿Quién fue el creador de tal maravilloso invento? Veámoslo.

Antes del tapón corona

En la época anterior a la invención del tapón corona, el mercado de la cerveza y de las bebidas carbonatadas ya existía. Sin embargo, a la hora de transportar estas bebidas en formato botella el proceso se convertía en toda una odisea. Según el portal italiano Enciclopediadellabirra.it, dedicado a la divulgación de la cultura de la cerveza, las fugas y la evaporación del dióxido de carbono eran el pan de cada día. La industria de las gaseosas incluso llegó a afrontar la problemática mezclando la bebida en el momento de ser consumida.

La solución final: Gracias, William Painter

No fue hasta el mes de febrero de 1892 que la tapa corona fue patentada en Baltimore, después de que se hubieran creado más de 1500 tapones distintos para lograr evitar la salida del gas. La persona que puso fin a este dilema y creó la tapita de metal ondulada por los bordes fue el irlandés William Painter. Este ingeniero mecánico llegó a patentar más de 80 inventos, entre los que también destacan una máquina para detectar monedas falsas o el abrebotellas.

Patente del tapón botella, donde se puede apreciar el tapón a la izquierda y el disco de corcho a la derecha

Como curiosidad, el tapón corona fue creado expresamente para la empresa Cork Crown and Seal Company (actual Crown Holdings), de la que Painter era el fundador, y no fue hasta 1911 que su invento se comercializó a nivel mundial.

Su nombre proviene, como muchos ya debéis intuir, de la forma de una corona invertida.

Evolución del tapón corona

Originariamente, el tapón metálico estaba cubierto en el interior por un disco delgado de corcho, a la vez cubierto por una película especial que sellaba el contenido de la botella. Más adelante, se sustituyó el corcho por una especie de material elástico de goma, adherido al metal. A día de hoy se usa una fina película de material plástico, transparente. 

Ejemplo de los primeros tapones corona

 

Fuentes: 

http://www.enciclopediadellabirra.it/approfondimenti/la-rivoluzione-della-corona/

http://www.yalosabes.com/la-historia-de-las-tapas-de-gaseosa.html