Las aventuras del homebrewer novato (6)

Las aventuras del homebrewer novato (6)

Lost

Previously in homebrewer novato: Los dos novatos deciden ir a todo grano con una receta sacada de internet y dos lúpulos de origen desconocido. Mientras, 5 kilogramos de malta pilsner maceran y ellos se van de cervecitas. A estos no los salva ni John Locke con sus navajas.

 ¡Recirculen!

Al cabo de hora y media volvemos y el empaste sigue allí, más o menos a la misma temperatura. La idea de la toalla ha funcionado. Llega el momento de recircular el mosto. Con dos ollas vamos recogiendo el líquido del grifo dejándolo caer sobre una espumadera en forma de lluvia. Las cáscaras de malta se van asentando al fondo y cada vez cuesta más que salga el líquido. Al ver el agua más clara, la dejamos caer en la olla. Sigo sin entender esta parte después de que un amigo homebrewer me comentase que él casi no recirculaba. En fin, yo hago lo que leo en la receta que he encontrado en internet. Una vez hemos traspasado todo el líquido a la olla, tiramos 4 litros más de agua a 70º para aprovechar el azúcar que pueda quedar en la malta.

Ya tenemos el mosto en la olla hirviendo. Mientras se calentaba, he usado el comodín de la llamada para saber cuanto lúpulo debo añadir y en qué momentos para convertir una receta encontrada en internet en la receta de una IPA: ¡vaya chapuza! Estoy aprendiendo un montón de cosas que no voy a repetir en mi vida. Pero lo peor está aún por llegar.

¡Tenemos visita!


Hirviendo el serpentín

Tengo por costumbre sagrada no perdonar la siesta del sábado y hoy no va a ser diferente. Me quedan 45 minutos hasta la próxima adición de lúpulo. Me despido de mi compañero novato. Él se va a su casa y yo a mi cama. 45 minutos más tarde voy a la cocina y descubro horrorizado que el fuego está apagado. ¿Cuánto tiempo ha hervido? Ni idea. Enciendo de nuevo el fogón y decido que ha hervido 30 minutos. Me viene de nuevo a la cabeza la canción de The Holmes Brothers, otra oportunidad para llorar. Pero el homebrewer novato no va a rendirse tan fácilmente. “¡Joder! ¡¿Qué es esto que flota en el agua?!”. Han aparecido unos grumos de color gris enormes que flotan por doquier. Envio fotos por wasap al grupo de homebrewers y me contestan que son proteínas. Tendría que haber sacado con un colador la capa que se forma en la parte superior en los primeros minutos de ebullición. Ahora el mosto tiene una pinta horrorosa y se incrusta hasta en el serpentín. Da asco, de verdad. John Locke, si tienes que aparecer para arreglar esto, hazlo ahora. Nada. Seguramente está en el refugio, apretando el botón para que no se acabe el mundo.

¿Cerveza o Paloma?

Conecto el serpentín al grifo. Además de fijar la manguera con dos bridas metálicas, utilizo dos bridas de plástico en las dos conexiones con el serpentín para que no se me vuelva a salir el agua como cuando hice la cerveza de malta preparada. Al cabo de unos segundos las bridas de plástico se demuestran insuficientes y empieza a salir agua de esas dos conexiones. Parte de ella se cuela en el mosto.Tenían que haber sido metálicas para poder agarrar los tubos con mayor fuerza. La presión del agua puede con todo. ¡Maldición! Intento parar la invasión de agua del grifo en el macerador atando dos paños de cocina. John Locke aquí se hubiera partido la caja con el invento. En fin. Ya tenemos el mosto a la temperatura adecuada. Le damos un buen meneo para airearlo y añadimos la levadura. ¿Qué tipo de levadura? Tampoco tengo ni idea. Un sobre de levadura en el que no pone Royal. Hasta aquí podíamos llegar.

¡La chapuza del trapo!

Por cierto, ya he probado mi primera cerveza procedente de extracto de malta. Os hablo de ella en el próximo chapter. Sed buenos.

 

Levadura in y que sea lo que Dios quiera

 

Comentario del experto: En el recirculado (filtrado) es importante no dejar el empaste seco y sin agua porque con su propio peso y la gravedad se compactará y hará más dificil el recirculado, es importante que todo el líquido entre por la parte de arriba del empaste y salga por la parte de abajo, si usamos una malla que deja salir el líquido por los laterales el filtrado no será correcto y las harinas que queden pueden darnos astringencia en el hervido. Importante también hacer un "mash out" a 78º durante cinco minutos para inactivar las enzimas y mejorar la viscosidad del mosto. Así se consigue un mejor filtrado. 

Para evitar problemas con el serpentín es mejor dejar las conexiones por fuera de la olla, es muy probable que pierdan y lo mejor es dejar las juntas fuera. El agua del recirculado tiene que entrar por la parte superior del serpentín y salir por la parte baja para tener una mayor eficiecia.