Las cervecerías artesanas más bestias del planeta

The Yard House con sus 250 motores a punto de despegar.

¿Te imaginas entrar a una cervecería y tener que elegir entre 250 cervezas artesanas de barril? Eso es lo que les pasa a los clientes de la cervecería The Yard House, en Long Beach (California). Está es tan solo una de las megacervecerías que puedes encontrar en Estados Unidos: en Cumming (Georgia) está la Summits Wayside Tavern con 224 tiradores. En ambos casos, y como decía Gloria Porta, una de nuestras seguidoras en face: “Debe ser bastante complicado decidir cuál te tomas”. En este país ibas a tener problemas no solo en estas dos cervecerías de récord sino en muchos lugares más: la lista de locales con 70, 90 o más de 100 tiradores es muy larga.  En todo caso, también en palabras de nuestros seguidores David Heredia y Cristina Garrido  al contemplar una foto de los “handles” de The Yard House: “Paraíso terrenal!”, “Paraíso cervecero!”.

Así es el cielo desde fuera.

La trastienda de The Yard House: he aquí una nevera bien provista.

18 de los 250 tiradores de The Yard House.

 

Volvamos a Europa

En todo caso, solo tenemos un cuerpo con un número limitador de órganos con el que poder degustar cerveza artesana. Debe ser por esto que en Europa no somos tan dados a los grandilocuentes números americanos. O sea, que no tenemos esas cervecerías de récord, pero también tenemos un montón de cervecerías donde uno también puede perderse. Las que ofrecen mayor número de tiradores las encontramos, como no, en Bélgica. En Bruselas encontramos la Moeder Lambic Fontainas: 45 tiradores de cerveza, 10 de ellos dedicados a Cantillon y el resto repartidos entre cerveceras belgas, danesas e italianas. Un número similar de tiradores tiene el Mikkeller & Friends de Copenhague: 40 tiradores con las mejores cervezas del maestro danés y otras joyas de diversa procedencia. 

Moeder Lambic Fontainas. ¿Cuando vamos?

A Mikkeller el bar le ha quedado un poquitín...¿Ikea?

 

Los de aquí

Pasando por Bélgica y Dinamarca nos vamos acercando a los números de tiradores que podemos encontrar en la península ibérica. Empezamos en Pamplona donde el Manneken Beer ofrece 9 tiradores. Seguimos por Girona donde El Primer Glop tiene 12. Continuamos nuestro viaje parando en el templo cervecero The Drunk Monk con 15. Y llegamos hasta Barcelona donde se ha instalado la que hasta ahora es la barra líder del mercado estatal en número de tiradores: Biercab. Con solo dos meses de vida y 30 tiradores, el nuevo templo barcelonés ha situado el listón cervecero del país a un nivel inimaginable hace tan solo unos años.

Garagardotegia Manneken Beer con 9 tiradores en Pamplona.

Los 15 de The Drunk Monk en Mataró. 

Los 12 de El Primer Glop en Gerona.

 

"¿Limpiar lo cualo?"

Un gran poder entraña una gran responsabilidad. A algunos en este punto os introducimos a un gran horror: la mayoría de bares de este lado del planeta no han oído hablar en su vida de lo que es limpiar los conductos de un tirador. En todo caso, viendo la parte positiva del tema, con esa falta de limpieza,  la cerveza industrial que sirven tiene alguna posibiliad de acabar sabiendo a algo. Es broma, evidentemente. El que sí hablaba en serio en nuestro muro de facebook respondiendo a la duda del amigo Eduardo Pedrosa era Sven Bosch, creador de The Drunk Monk y del Biercab, sobre la durabilidad de las cualidades organolépticas de la cerveza una vez embarrilada: "Normalmente las cervezas en barril tienen una muy buena rotación y no da tiempo a que baje su calidad. Hay diversos factores: temperatura de conservación de los barriles, limpieza de los tubos y serpentines por donde pasa la cerveza, tipo de barril (actualmente la gran mayoria utilizamos KeyKegs, que viajan muy bien y conservan mejor la cerveza). Otro factor a tener en cuenta es la frescura, la juventud de la cerveza. Cualquier cerveza, sea industrial o artesana, perderá brillantez si la dejamos "envejecer" en nuestros grifos." Perdón, ¿ha dicho "limpieza de los tubos y serpentines por donde pasa la cerveza"? ¿Alguno de los miles de personas que diario sirven cañas en todo el país ha apuntado eso?

La información de lo que está pinchado en los 30 tiradores del Biercab se puede leer en dos pantallas de plasma.

De un solo productor

Mención aparte merecen las cervecerías que ofrecen exclusivamente cervezas de un solo productor. Hasta hace unos meses la cosa estaba claramente en manos de un local norteamericano llamado Hopcat’s aliado de la micro Short’s Craft Co.. Este verano estaban trabajando para abrir un nuevo local en Michigan que iba a ostentar el récord con 100 cervezas de barril de un mismo productor servidas en un solo bar. Pero va y aparece un espontáneo en escena llamado Alfred Lee que en el último momento les ha robado la oportunidad de figurar en el Guinnes Book con 110 cervezas de barril hechas por él mismo y servidas en su Pub de Auburn, California.

 

La vida del señor Lee merecería una película sin llegar al episodio que nos ocupa: de origen chino, vivió en Cuba y emigro con sus padres a Estados Unidos donde se convirtió en ingeniero. Finalmente, compró un hotel en Auburn y, no contento solo con ello, patento unas pulseras modulares que lo convirtieron en multimillonario.

Años más tarde montó su propia micro fábrica y el pub donde iba a vender su propia cerveza. Pues bien, ya puede ofrecer sus 110 tipos de cerveza en lo que él denomina Tapzilla, nombre compuesto por  “cerveza de barril” (Tap) y la terminación de Godzilla, el conocido monstruo cinematográfico. Y es se tiene que ser muy monstruo para agrupar 110 cervezas artesanas de un solo microproductor dentro de semejante bestia. Si le pasa como con las pulseras, pronto vamos a ver una invasión de Tapzillas en todo el mundo. Lee es de libro Guinnes, está claro. Sorry, Hopcat!