Las gafas de cerveza no existen

Las gafas de cerveza no existen

Hace unos días os recordábamos que estábamos a punto de sortear un kit de cerveza con unas imágenes donde se podía leer algo así como: "Cerveza: ayudando a hacer el amor a la gente desde 1862". Pues bien, todo falso.

La Dra. Amanda Ellison de la Universidad de Durham afirma que el fenómeno conocido como "gafas de cerveza" no existe. Una persona poco o muy atractiva te va a parecer igual por mucho que bebas.

Según esta investigadora, no por tomar unas cervezas vas a ver a alguien más sexi. Lo que pasa en realidad es que el alcohol hace la parte reptiliana de nuestro cerebro pueda expresarse a sus anchas. Y es precisamente en esa antigua parte del cerebro donde surgen nuestros impulsos sexuales. 

Las gafas de cerveza son en realidad un interruptor que adormece el control que normalmente tiene nuestro cerebro sobre nuestros impulsos sexuales.

Por descontado, no hace falta ningún estudio para demostrar que beber Cerveza Artesana te hace descubrir todo un mundo delicioso lleno de personas maravillosas. Si has llegado hasta aquí, es que tu también te has dado cuenta de ello.

Nada, todo falso. Somos todos guapos y punto.