Las propiedades saludables de la cerveza artesana

Las propiedades saludables de la cerveza artesana

En nuestro portal informativo solemos hablar de estilos de cerveza, de nuevas microcerveceras y brewpubs, de gastronomía y de muchos otros temas relacionados con la cerveza artesana, siempre con la intención de expandir este magnífico sector en auge. Sin embargo, nos acabamos de dar cuenta que nunca nos hemos parado a informaros sobre las propiedades de la cerveza artesana. Y, bien, puesto que el vino no es la única bebida alcohólica que conlleva beneficios para la salud, creemos conveniente numerar los que aporta nuestro fermentado favorito.

Antes de empezar, cabe destacar que hablamos de CERVEZA ARTESANA. En ningún caso nos referiremos, pues, a refrescos industriales, los cuales han apostado por la durabilidad del producto en detrimento de la mayor parte de sus propiedades, así como de su sabor. Por otro lado, los beneficios que mencionaremos siempre serán válidos cuando se consuma en moderación (una o dos cervezas al día para los hombres, y una cerveza para las mujeres).

Ahora sí que sí, aquí abajo os listamos algunos de los principales beneficios de la cerveza artesana:

Existe una menor probabilidad de tener piedras en los riñones. La deshidratación aumenta significativamente las posibilidades de desarrollar piedras en los riñones. Como todos sabemos, la cerveza contiene más de un 90% de agua, por lo que, como podemos deducir, es muy beneficiosa para nuestros riñones. Así lo comentó Judi Gerber, licenciada en Terapias Horticulturales por la Universidad de California, en su artículo para care2.

Evita el estreñimiento. Se cree que la cerveza es la bebida que aporta una mayor cantidad de fibra soluble a nuestra dieta (un 17% aproximadamente). La fibra se caracteriza por aumentar los movimientos peristálticos del intestino y, por lo tanto, también aumenta la frecuencia de las deposiciones.

Previene la formación de coágulos sanguíneos, unas masas que se originan cuando la sangre se endurece. Los coágulos sanguíneos pueden crearse dentro de las venas y las arterias, o incluso en el corazón, y bloquear de forma parcial o total el flujo de sangre. Esta obstrucción se denomina isquemia, y puede provocar daños en los tejidos o, en el peor de los casos, la muerte. Entre muchos otros estudios, la revista Forbes recoge uno de R. Curtis Ellison, profesor de medicina y salud en la Universidad de Boston, en el que se confirma que el consumo de una o dos cervezas por día puede ayudar a reducir la formación de coágulos sanguíneos, a partir del aumento de los niveles de colesterol HDL (el colesterol bueno).

Reduce las posibilidades de sufrir ataques de corazón. De acuerdo con un estudio de Harvard realizado a 70.000 mujeres de entre 25 y 40 años, aquellas que consumen cerveza de forma moderada son menos propensas a desarrollar una alta presión sanguínea (un factor de riesgo de los ataques de corazón) que las mujeres que beben vino o spirit. Muchos otros estudios también demuestran esta aserción, así como confirman que la cerveza artesana reduce los riesgos de desarrollar patologías cardiovasculares.

Incrementa la densidad ósea y frena la pérdida de hueso. La cerveza artesana contiene una gran cantidad de minerales. Entre ellos, destaca el silicio biodisponible, partícipe en la creación y reparación de los huesos. Según un estudio realizado por la Universidad de Tufts que fecha de 2009, las personas de edad avanzada que han consumido cerveza artesana diariamente tienen una mayor densidad ósea que aquellos que no lo hicieron.

Previene el insomnio. Tal y como sucede con el vino, la cerveza artesana también tiene la tendencia natural de poner soñolientas a las personas, cosa que nos ayudará a dormir de forma plácida.

Reduce el riesgo de sufrir cáncer. Está bastante claro que el consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo que puede producir cáncer. Así lo demostró un estudio de 1989 realizado por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Sin embargo, algunos teóricos sugieren que el consumo moderado de bebidas alcohólicas puede reducir la probabilidad de sufrir determinados cánceres.   

Retrasa la menopausia. El consumo de alcohol de forma moderada se ha relacionado muchas veces con la aparición de la menopausia. En el caso de la cerveza, éste fermentado contiene fitoestrógenos, unos compuestos químicos muy similares a los estrógenos naturales. Uno de los síntomas y las complicaciones de la menopausia se debe a la disminución de la producción de estrógenos, por lo que los beneficios de la cerveza artesana en este caso caen por su propio peso.

Previene las enfermedades crónicas y el envejecimiento celular. La cerveza artesana se caracteriza por contener polifenoles, provenientes tanto de la malta como del lúpulo. Estos polifenoles, a su vez, contienen antioxidantes, los cuáles previenen las enfermedades crónicas. La cerveza artesana contiene la misma cantidad de polifenoles que el vino tinto, y seis veces más que el vino blanco. Además, las IPAs son uno de los estilos de cerveza con más polifenoles…. Ni que nos gustaran poco, ¿verdad?

Hagamos recuento: podemos evitar las posibilidades de tener piedras en los riñones, o de sufrir enfermedades crónicas, cánceres o ataques del corazón. La cerveza artesana también retrasa la menopausia, evita el estreñimiento o incrementa la densidad ósea. Incluso podríamos dormir un poquito mejor. ¿Es que tenemos un nuevo médico en nuestras vidas, y no lo sabíamos?

  

Fuentes: