Nuevas profesiones gracias a la Cerveza Artesana

Nuevas profesiones gracias a la Cerveza Artesana

Italia y nuevas profesiones

Desde nuestro ámbito de trabajo nos gusta fijarnos en la situación en Italia. Se trata de un país culturalmente muy similar al nuestro, y por ello con unos hábitos alimentarios también parecidos. Así, en Italia, al igual que en nuestro país se encuentra muy arraigada la cultura del vino, así como un consumo de cerveza que es ligeramente inferior al que se documenta en nuestro país; los datos de Brewer of Europe indican un consumo de 48 litros per cápita anuales en España y de 32 litros en Italia. A pesar de ello, en Italia, la cultura de las microcervecerías está mucho más arraigada que en nuestro país. En un futuro artículo profundizaremos en estas similitudes y en las ventajas que hoy en día muestra Italia sobre nosotros en el sector de la cerveza artesana.

 

Por el momento, nos centraremos en un estudio del Osservatorio Birra publicado en junio de 2019 y que realiza un análisis del empleo y de las nuevas profesiones vinculadas a la industria de la cerveza. Los principales datos arrojan que entre 2015 y 2017 el número de empleados en la industria cervecera se incrementó en 4400, lo cual representa un aumento del 5 %, más del doble del porcentaje de empleos generados en el promedio nacional según los datos del Instituto Estadístico de Italia (ISTAT). Así, cada día, al menos 6 personas consiguen un trabajo en el sector de la industria cervecera.  El estudio concluye que tres factores son los que permiten transformar la pasión por la cerveza en un negocio de éxito: cultura del producto, formación y especialización. Para este observatorio, supone que un sector que normalmente se percibe como tradicional en realidad es profundamente dinámico e innovador, y ofrece oportunidades de negocio, nuevas tipologías de empleo y estabilidad profesional.

 

El primer dato relevante interesante que surge de este estudio es que, gracias a la solidez estructural del sector y la tendencia de crecimiento constante en los últimos años en Italia, el sector es cada vez más atractivo, especialmente para los jóvenes, que reconocen en la industria cervecera una oportunidad profesional real y concreta.

 

Una primera confirmación proviene de la antigüedad de los empleados: en un mundo de trabajo compuesto por carreras discontinuas y temporalidad, un 50% de las personas han sido contratadas por más de 10 años. Y otro 33% ha estado en la empresa durante al menos 5 años. Además, de los 3,49 mil millones de euros de valor añadido creados por el sector, el 71% (2,47 mil millones de euros) se destina a la remuneración bruta de los trabajadores, apoyando así la economía familiar.

 

Las figuras profesionales más requeridas en la cadena de producción cervecera:

Como evidencia de la modernidad y la complejidad de un sector percibido erróneamente como antiguo y tradicional, la investigación realizada por Althesys / Fondazione Birra Moretti, ha identificado los perfiles, a menudo altamente especializados o innovadores, más estratégicos y buscados en la cadena de suministro de cerveza. Surge toda una gama de profesiones que parte de las materias primas, el diseño y la producción de la cerveza, y alcanza a las áreas relacionadas con las ventas y la promoción, hasta figuras aún más inesperadas y especializadas.  De esta forma, no sorprende que hasta un 85% de las empresas del sector apuestan por la formación del personal.

 

Aquí mostramos algunos de los perfiles más solicitados según el estudio, y que muestran un gran grado de especialización.

 

Técnico de la cerveza

Es una especie de maestro cervecero 4.0 y se encarga del diseño de recetas y de la elaboración de cerveza. Combina las habilidades típicas de un ingeniero químico con las de un técnico de alimentos. El técnico cervecero debe, conocer las materias primas, las tecnologías de procesamiento y los factores que condicionan la calidad de los productos terminados, así como los fenómenos bioquímicos y tecnológicos involucrados en la cadena de producción. Su tarea es garantizar la calidad constante de los procesos de producción y del producto terminado. Por esta razón, recopila e interpreta datos analíticos para resaltar cualquier anomalía e indicador con respecto a los estándares de calidad de la cervecería y define las acciones correctivas y de mejora necesarias. Según las empresas italianas del sector, "las universidades aún no están equipadas para un curso de grado que combina este tipo de habilidades" y la solución adoptada por las grandes empresas para formar este rol es combinar la experiencia y las habilidades de capacitación.

Daniel Fermun Tecnico Cervecero

Especialista en comercio

El papel del personal de ventas en las grandes compañías de cerveza ha evolucionado con respecto al pasado, volviéndose cada vez más dinámico y desempeñando un papel clave para las empresas. En la actualidad, las empresas buscan personas con habilidades variadas, desde tener un título en economía o ciencias políticas y habilidades  "que les permitan crear asociaciones reales con el cliente". "Se requiere espíritu empresarial, conocimiento profundo del producto y el modelo de negocio del canal en el que operan, visión a largo plazo, agilidad de aprendizaje y proactividad".

 

Embajador de la marca

El suyo es un rol nacido en los últimos años, que forma parte de una fase de preventa. Es una especie de híbrido entre un técnico de cerveza y un vendedor. Desde un punto de vista técnico, el Brand Ambassador conoce la cerveza, sabe cómo se produce y cómo degustarla, reconoce estilos y tipos. Al mismo tiempo, como vendedor, debe saber cómo presentar y vender el producto a los clientes directos (puntos de consumo) e indirectos (distribuidores y otros vendedores), a los que también puede brindar servicios de aprendizaje y capacitación. Es esencialmente un embajador de la compañía y de la marca, que conoce profundamente la cadena de suministro y se propone a sí mismo como un socio comercial de clientes, reconociendo cuáles de ellos pueden vender y representar el producto al máximo.

 

Especialista en cerveza

El Beer Specialist es una figura de apoyo para la sección de ventas de las empresas de distribución que actualmente está muy buscada en el mercado. Debe tener un conocimiento profundo de las propiedades organolépticas de las cervezas, del mercado de referencia, de los diferentes procesos de producción, y de cómo servir las cervezas. Entre las principales habilidades que requieren las empresas para este rol están, por lo tanto, las habilidades de negociación, el espíritu empresarial y la empatía, el conocimiento profundo de los productos, la competencia, la capacidad de leer datos y el conocimiento del tipo y la dinámica de las nuevas tendencias de consumo.

 

Sommelier de cerveza

Desde hace 5-10 años, la cerveza ha sido un componente esencial de la formación para el personal responsable del sector bebidas. En consecuencia, debe tener "un profundo conocimiento del sector, la historia de las bebidas y las diversas técnicas de producción". El Sommelier es una figura profesional integral, que combina las capacidades técnicas de degustación con el know-how operativo, "desde la conservación de los productos y la temperatura para el servicio, hasta la capacidad de ofrecer al cliente la cerveza más adecuada para el menú o los platos elegidos, argumentando por qué y explicando tanto las características de la cerveza como las de los platos”.

 

Evidentemente, sólo las grandes empresas tienen la capacidad para disponer de tanto personal especializado. Pero de todas formas, más allá de los diferentes nombres otorgados (en ocasiones rimbombantes y reiterativos) a los distintos perfiles demandados, y teniendo en cuenta que las tareas descritas para cada uno de ellos se encuentran solapadas e incluso superpuestas, resulta evidente que se abre un amplio abanico de salidas profesionales en el mundo de la cerveza y que pasan por una especialización basada en la formación y un profundo conocimiento del sector.

 

Dicho de otra forma, y para el caso que nos ocupa de una cervecería artesanal, un buen maestro cervecero puede ejercer de Brand Ambassador o ser un perfecto sommelier si ha recibido una formación adecuada y está suficientemente motivado, de la misma forma que nuestro sufrido comercial puede desarrollar las tareas de Beer specialist/especialista en comercio. El secreto es estar bien formado y conocer perfectamente el ámbito de trabajo del mundo de la cerveza en el que desarrollará su actividad profesional.