Platos de pasta maridados con cerveza: sugerencias culinarias

Platos de pasta maridados con cerveza: sugerencias culinarias

Aunque la pasta es un plato de gran tradición e implantación en Italia, en España su consumo también está muy extendido. Por esta razón nunca viene mal saber cuál es la cerveza que mejor marida con cada tipo de plato de pasta, así que os traemos algunas sugerencias.

Como normal general, es necesario combinar un tipo de salsa y pasta con una cerveza capaz de equilibrar su sabor y aroma. Antes de nada, sin embargo, cabe recordar que los maridajes no son reglas estrictas y precisas, y que la combinación ideal final residirá en el gusto de cada uno.  

La pasta clásica al Pomodoro e Basilico, al igual que la pasta blanca, cubiertas con un chorrito de aceite de oliva y unas hojas de salvia, son dos platos simples, que encajan totalmente con una cerveza lager, ligera, poco amarga y poco ácida, maltosa y de aroma sutil (para que no se distinga por encima del aroma del plato). Estos platos también pueden maridar con una Blanche, una cerveza de trigo generalmente suave y afrutada, a raíz de la cáscara de naranja. Hay que tener en cuenta que el tomate es ácido, de modo que maridar pasta al Pomodoro con una cerveza Pilsen sería un error, ya que tiene una acidez más marcada. La cerveza ideal sería una Bock. 

Los platos de pasta enriquecidos con condimentos tales como verduras y setas suelen requerir cervezas Ale de carácter fuerte. Si las setas son el ingrediente de acompañamiento principal, mejor escoger una cerveza Dubbel o una cerveza de abadía belga, con un sabor fuerte y un alto volumen de alcohol.

La pasta acompañada de salsas grasosas y suculentas, acompañada con algún tipo de carne, embutido u otras variaciones, alcanzan su expresión máxima en el paladar si se acompañan de cervezas lager, altamente lupulizadas y con una presencia equilibrada de malta, con un contenido medio de alcohol.

La pasta que se acompaña con salsas pesadas provenientes de ingredientes lácteos, como el queso o la bechamel, maridan con las cervezas Strong Ale, con mucho cuerpo, muy aromatizadas y con un volumen alcohólico bastante elevado. Estas cervezas tienen una alta capacidad de desengrasar la boca, así como también combinan con la pesadez de las salsas derivadas de la leche.

La pasta con frutos de mar y pescados delicados se acompañan con cervezas lager al gusto, siempre y cuando no sean excesivamente lupulizadas y con un nivel alcohólico medio, con el fin de que la cerveza en ningún momento sobrepase o neutralice el sabor delicado del plato.

Finalmente, la presencia de anchoas, boquerones o plantas como la cebolla o el orégano en la pasta, tal y como sucede en las recetas con pesto, se equilibran adecuadamente con cervezas con cuerpo y suaves. Son excelentes las Weizen, con un sabor ligeramente amargo. Sin embargo, si eres de los que prefieren las cervezas que no contienen trigo, puedes contemplar como alternativa una lager ámbar o una cerveza trapense. 

.

.

Fuentes: http://www.enciclopediadellabirra.it/approfondimenti/pasta-birra-tutti-i-consigli/?lang=it