S.O.S. Lúpulo: La situación actual tras la mala cosecha de lúpulo 2015

Soluciones ante la mala cosecha de lúpulo 2015

Europa Central ha vivido una de las peores cosechas de lúpulo que se recuerdan.

Algunos incluso la comparan con la que sucedió en 2003, cuando la producción se vio reducida en un 50% y el contenido en alfa-ácidos de los lúpulos era muy bajo. Aunque la situación no es drástica, como ahora te contaremos, las micro-cervecerías debemos estar concienciadas de que la disponibilidad de lúpulo europeo (sobretodo aromático)  será muy escasa. Asimismo, seguramente su precio también aumentará.

La cultivación del lúpulo requiere de unas condiciones atmosféricas específicas. Normalmente, el clima ideal para el adecuado crecimiento de las plantas trepadoras son días largos (unas 18h de luz) y una temperatura adecuada, agradable (continental), junto con un nivel de humedad suficiente. La lluvia también es necesaria; y julio normalmente siempre registra las mayores precipitaciones en el centro de Europa.

Todas estas condiciones favorecen que países como Alemania, Eslovenia, la República Checa o Polonia sean normalmente los principales productores de lúpulo de Europa. 

¿Qué ha pasado, pues, este año?

Este último verano ha sido descrito como el verano con “más días calurosos”. Algunas noches incluso rozaban las temperaturas tropicales. Además, julio registró unas precipitaciones inferiores a las habituales. Ambas circunstancias han sido cruciales y drásticas para la cosecha de lúpulo.

A principios de agosto la Convención Internacional de Cultivadores de Lúpulo (International Hop Growers Convention, IHGC) ya avisó de que la cosecha se vería perjudicada en comparación con otros años. De hecho, anunciaron que Alemania probablemente perdería un 16% de producción en comparación al año anterior.

Cuando se celebró esa convención, la sequía ya duraba 6 semanas y se había apoderado de toda Europa central. Además, también en Alemania se habían sucedido fuertes ventadas que causaron estragos en los campos de lúpulo, rompiendo ramas, doblando plantas y acabando de marchitar las flores. 

El pronóstico de la IHGC, sin embargo, fue demasiado optimista, y en la misma convención ya surgieron voces contradictorias. Un cultivador alemán, en concreto, explicó que la predicción del tiempo en los siguientes días a la convención era desalentadora. Ello sólo empeoraría la situación. Según contó este cultivador, los conos de lúpulo no crecerían hasta alcanzar su tamaño adecuado, y no desarrollarían ni la calidad ni el contenido en alfa-ácidos necesarios.

A día de hoy, las previsiones de ese cultivador alemán parecen cumplirse.

Algunas empresas proveedoras o productoras de lúpulo ya han publicado informes en sus respectivos canales anunciando la mala cosecha. 

Es el caso de Bohemia Hop, una compañía checa distribuidora de una buena parte de los lúpulos de dicha república. Sobre las condiciones meteorológicas que afectaron a la región de Saaz, Bohemia Hop reporta lo siguiente:

“A pesar de que las precipitaciones registradas en agosto superaron la media, no influenciaron en la producción del lúpulo, ya que llegaron demasiado tarde. Las últimas lluvias que tuvieron cierto efecto en su crecimiento tuvieron lugar entre el 6 y el 8 de julio de 2015. Las siguientes precipitaciones llegaron el 15 de agosto. Eso supuso un período de 37 días sin lluvia. Además, las temperaturas en agosto alcanzaron picos históricos, jamás registrados en muchas estaciones meteorológicas desde su creación. Además, las temperaturas diarias superaron los 30ºC cada día entre el 3 y el 14 de agosto”.

En cuanto al crecimiento de las plantas de lúpulo, Bohemia Hop realiza este anuncio:

“Las condiciones climáticas en Agosto completaron las tendencias adversas en el desarrollo de los lúpulos que empezaron en julio. Debido a la sequía y a las temperaturas prácticamente tropicales los lúpulos pararon de desarrollarse; primero de todo, además, se detuvo el crecimiento de los conos y la creación de los alfa-ácidos. Los conos se quedaron muy pequeños y, en las partes más elevadas de las plantas, prácticamente ni nacieron. A pesar de que la mayoría de cultivadores pospusieron el inicio de la cosecha, la situación no mejoró y los resultados de la cosecha serán sumamente bajas en comparación a la media.

Las condiciones climáticas adversas tuvieron un fuerte impacto en todos los aspectos de la producción. La mayoría de productores empezaron la cosecha entre el 22 y el 27 de agosto de 2015. Los primeros resultados de la cosecha, en términos de cantidad y de calidad (contenido en alfa-ácidos), son muy malos. La cosecha de este año será una de las peores de toda la historia”.


Además, en varios blogs hemos leído que la caída en la producción estimada alcanzaría el 50% en la República Checa y en Alemania, aumentando hasta más de un 90% en el caso del lúpulo Saaz. Aunque estas informaciones no están 100% confirmadas, la cooperativa de cultivadores de lúpulo HVG Germany publicó este tweet el 27 de septiembre:

“¡La cosecha ha terminado! Tras el verano más caluroso en 40 años, estamos contabilizando qué nos ha dado la naturaleza esta vez”.

Y el 16 de octubre, confirmó lo que todos temíamos: 

El total de la cosecha de 2014 en alfa-ácidos en Alemania fue de 4.100 toneladas. Nuestra estimación para la cosecha de este año es de 2.600 toneladas”.


Eso significa una caída del 37% en la producción de alfa-ácidos.

Otra fuente que nos da datos contrastados es el gigantesco proveedor de lúpulo Hopsteiner, que en su Guía para comprar lúpulo 2015  nos explica cómo ha disminuido la cosecha. En este gráfico puedes verlo de forma visual, siendo las toneladas cosechadas en 2015 una estimación:


En conclusión, pues, no sólo es cierto que este año habrá una fuerte escasez de lúpulos europeos. Las variedades de lúpulo de Europa Central también tendrán menos alfa-ácidos de lo habitual, en algunos casos hasta un 50% menos.

 

Soluciones creativas

Como te decíamos antes, la situación no debe alarmarnos. Estados Unidos espera una producción de lúpulo que se sitúa más o menos en la media, por lo que el acceso a lúpulos americanos no debería comportar serios problemas. En Inglaterra, asimismo, también se han salvado de las condiciones climáticas adversas, y esperan un crecimiento del 5% por encima de la media.

Así pues, toca buscar alternativas creativas para seguir produciendo unas recetas estandarizadas que no modifiquen completamente el carácter de los productos. Os dejamos algunas recomendaciones:

  • Busca lúpulos de cosechas anteriores. Si el proveedor cuida bien el producto, tiene que haber mantenido los lúpulos a su correcta temperatura (0-5ºC). Lo más importante aquí es tener en cuenta el Índice de Almacenamiento del Lúpulo (HSI; Hop Storage Index), que indica la frescura de los lúpulos.
  • Busca sustitutos a tus lúpulos. A continuación te ofrecemos una guía de sustituciones, donde te mostramos los lúpulos europeos que prevemos difíciles de encontrar en 2016 y su posible sustitución. Ten en cuenta que también puedes mezclar varios lúpulos para conseguir el perfil de aroma que desees.

Lúpulos difíciles de encontrar en 2016

Posibles sustituciones

Amarillo (2018)

Cascade, Centennial, Simcoe

Centennial (muy pocos kg disponibles)

Cascade, Columbus, Summit

Cascade (muy pocos kg disponibles)

Summit

Hersbrucker (poca disponibilidad, mala cosecha)

Hallertauer Mittlefruh

Northern Brewer (disponibilidad muy limitada, mala cosecha)

Chinook

Saaz (disponibilidad muy limitada, mala cosecha)

Sterling

Hall. Mittelfruh (disponibilidad muy limitada, mala cosecha)

Tradition, MT Hood, Hallertau

 

Como proveedores de materia prima que somos, puedes contactar con nosotros y te asesoraremos sobre qué lúpulo podrías usar en sustitución del que normalmente adquirías en nuestra tienda online. Eso es todo. Sed creativos y aprovechad para innovar y probar nuevas variedades de lúpulo. ¡Salud!

.

.