Sullerica: desde Mallorca, con alma cervecera

Sullerica: desde Mallorca, con alma cervecera

Dicen que el peaje más caro de Europa por kilómetro es el del túnel de Soller: 4’90 euros por cinco kilómetros. Pero la belleza que hay al otro lado de esas montañas, un valle lleno de naranjos rodeado por montañas que esta mañana han amanecido cubiertas de nieve, hace que casi te olvides del precio… Estaba quedando bonito, pero no, ni me olvido del precio ni del caso “túnel de Soller” ni de Gabriel Cañellas, el profe de Jaume Matas, al que absolvieron por haber prescrito el delito… Por aquí no vamos a hablar de cerveza. Hagamos otra cosa: lleguemos en tren. Vuelvo a empezar.

Guillem cata una de sus primeras Sullericas.

El tren que une Palma con Sóller es una auténtica pieza de museo: el más antiguo de Europa en funcionamiento. En su momento no lo renovaron porqué no había dinero y ahora recibe visitantes de todo el mundo precisamente por eso. Pues bien, Sullerica Cervesa Artesana nace por razones similares.

Oler a mosto cervecero es un placer.

-En  el valle de Sóller tenemos un índice altísimo de homebrewers porqué no hay dónde conseguir cerveza artesana. Yo empecé a cocinar en casa hace tres años precisamente por eso. Pero gracias a esa carencia me fui aficionando cada vez más y hace un mes y medio que he abierto mi propia fábrica.

-Ese mosto huele muy bien. ¿Qué estais elaborando?

-Una pale ale con flor de azahar, romero y hierba luisa. El agua de manantial no la podemos utilizar directamente y nos llega tratada por la compañía de aguas. Nosotros tenemos que volver a tratarla para, entre otras cosas, eliminar el cloro. Por eso utilizamos esos tres ingredientes con los que buscamos conferirle la personalidad del valle.

La Slowbeer 200 fabricando a pleno rendimiento. 

Guillem saca un pan negro mallorquín y una sobrasada elaborada en casa para acompañar la cata. Aromas florales y herbales. Destaca el olor dulzón y agradable de la hierba luisa. La espuma es generosa, densa y persistente. Ambar intenso. Poco amarga. Bebilidad excelente. Está buena, Guillem, muy buena.

-A mi es que las rubias me gustan todas. Creo que ha salido bien. Pero todavía podemos aprender mucho. Tenemos la suerte de poder empezar en el año 1 de la cerveza artesana en este país y vamos a poder evolucionar junto al paladar de los aficionados a la cerveza artesana que vayan surgiendo.

Una pale ale con romero, hierba luisa y flor de azahar del valle de Sóller. 

-Pues esta Sullerica os ha salido perfecta para introducir a la gente en este mundillo ¿Cuantas marcas de cerveza artesana hay en Mallorca?

-Galatzó, Maiurca, Tramuntana y nosotros.

-¿Os conoceis?

-Pues no. Hemos hablado con algunos por teléfono. Estaría bien conocernos, la verdad. Ahora que empezamos nos iría bien estar unidos para poder ayudarnos. Ir cada uno por su lado es una tontería.

-En la península la venta de cerveza artesana respecto al conjunto no representa ni el 0’1%. En Mallorca debeis estar por el 0’01%. Hasta que llegueis al 2% de Italia o el 7% de EEUU…

-Efectivamente. Hace 40 años en Mallorca no había vinos. Actualmente debe haber unas 65 marcas y todas se venden muy bien. Por eso digo que en el caso de la cerveza artesana sería una burrada hacernos la zancadilla entre nosotros.

-Sois cuatro marcas, pero en realidad sois un solo producto: cerveza artesana.

Guillem destapa la otra Sullerica. Una porter. Me avisa que le falta un poco para estar del todo madurada. Color y espuma excelente. Quizás esa la razón por la que noto a faltar aroma. Café, eso sí, noto el café de manera discreta. Al beberla noto en la satisfacción en la cara de Guillem. Soy expresivo, y esta en boca me parece excelente. 

-También lleva flor de azahar y cacao. Me encantaría poder hacer una cerveza completamente mallorquina. En este valle tenemos las condiciones perfectas para sembrar lúpulo.  La cebada que tenemos en Mallorca es excelente. El único problema es que hay que maltearla y aquí eso no se puede hacer. De los naranjos se pueden extraer levaduras autóctonas. Queremos hablar con la Universidad de las Illes Balears para ver si es posible.

La "U", emblema de "Sullerica".

-Al comentar a los amigos del facebook de Cerveza Artesana que iba a visitaros, me preguntaron que cuándo y dónde van a poder comprar vuestra cerveza.

-De momento no podemos vender la cerveza como “Sullerica” porqué la consejería de agricultura del Gobierno Balear nos ha vetado el nombre. Aunque el gentilicio en realidad tendría que ser “sollerica”, parece que no importa. Todavía vamos a tener que esperar dos o tres semanas para ver si llegamos a un acuerdo. Si tenemos que esperar más, venderemos la cerveza con nuestro logo, la “U” que también tenemos registrada. Entonces en nuestra web daremos la lista de sitios donde encontrarla: www.sullerica.com. ¡Tenemos muchas ganas que la gente pueda probar nuestra cerveza!

Alfàbia cubierta de nieve. Elegimos uno de los dias más frios del año para ir a Sóller. Nada que no pueda arreglar una buena porter.

Guillem Coll acaba de abrir la empresa. Todavía está esperando que acaben de madurar sus cervezas y que se aclare un embrollo administrativo para poder utilizar la marca “Sullerica”. Pero por dentro hay un volcán de ideas empujando impacientes. Es de los que está contento de embotellar la última producción porqué así puede empezar con la siguiente. Tiene alma de maestro cervecero y toda la intención de demostrarlo. 

Les Sulleriques dispuestas para entrar al mercado...burocracia mediante.

.

.